Rick Scott, gobernador de Florida. (GFR Media) (semisquare-x3)
Rick Scott, gobernador de Florida. (GFR Media)

Miami - Las autoridades electorales de Florida han determinado hoy un recuento manual para la ajustada carrera que mantienen el senador Bill Nelson y el candidato republicano, el gobernador del estado Rick Scott, por un escaño en la Cámara Alta de Estados Unidos.

Cumplidos los cinco días de recuento mecánico que ordenó el secretario de Estado, Ken Detzner, el margen del republicano ha tenido un ligero aumento y goza ahora de una ventaja de 12,603 votos (0.15%), mientras que en la Gobernación el margen del republicano Ron DeSantis sobre el demócrata Andrew Gillum, que es de 0.41 %, no es suficiente para ir a un recuento manual.

La ventaja de Scott, menor al 0.25%, obliga según las leyes de Florida a comenzar un recuento manual que deberá concluir el próximo domingo, una situación inédita en la historia reciente de este estado de acuerdo a medios locales.

Casi a la misma hora en que la Secretaria de Estado diera a conocer el desenlace del recuento de más de 8,1 millones de votos sufragados el pasado 6 de noviembre, cuando Estados Unidos celebró elecciones intermedias, Scott emitió un comunicado en el que dijo que las boletas han sido contadas dos veces y los votantes de Florida lo han elegido como "su próximo senador".

"Respete la voluntad de los votantes y gentilmente ponga fin a este proceso, en lugar de proceder con un recuento más de los votos", pidió Scott a su rival demócrata, quien sin embargo no ha dado señales de tirar la toalla.

Ambas campañas se han enzarzado en un cruce de demandas legales, algunas ya desestimadas, en una de las cuales el juez federal Mark Walker se negó a extender el plazo del recuento solicitado en un tribunal por el senador Nelson para dar el tiempo "necesario" a la tarea.

Walker no obstante concedió al demócrata otra demanda sobre papeletas rechazadas debido a que las firmas no coincidieron con los registros en las oficinas electorales, que suman cerca de 3,800 en 45 de los 67 condados.

Las querellas legales no parecen amainar. En una rueda de prensa esta tarde, el abogado de Nelson, Marc Elías, expresó su confianza de que el recuento manual no solo "estrechará el margen" entre ambos candidatos sino que lo "revertirá por completo".

En el caso de la Gobernación, los nuevos resultados tras el recuento mecánico mantienen a DeSantis como líder con 4,075,445 (49.59%), mientras que Gillum, alcalde de Tallahassee (capital), suma 4,041,762 (49.18%), una foto final que pone al republicano en el Capitolio estatal.

"Me siento humilde por su apoyo y el gran honor que la gente de Florida me ha mostrado mientras me preparo para servir como su próximo gobernador", señaló un conciliador DeSantis, y en tono de gobernador electo, en una declaración escrita dada a conocer tras los nuevos resultados que arrojó el recuento.

Gillum, no obstante, que hasta hoy se ha mantenido pidiendo que cada voto legal sea contabilizado, no ha concedido aun la derrota de manera oficial.

Ello no será impedimento para que, según los estatutos electorales de Florida, los resultados de cada condado sean remitidos el domingo y que el próximo 20 de noviembre sean certificados de manera oficial, con DeSantis como nuevo gobernador.

El recuento manual de los votos de la elección al Senado federal, así como el que se hará para el cargo de comisionado de Agricultura, en la que la demócrata Nikki Fried gana por un margen de 0,06 % al republicano Matt Caldwell, se debería conocer también el próximo domingo, según el cronograma de la División de Elecciones de Florida.

Los nuevos resultados no incluyen el recuento hecho en el condado de Palm Beach, de mayoría demócrata, que ya había anticipado problemas para cumplir el plazo establecido a causa del sobrecalentamiento de las "obsoletas" máquinas.

"Nuestras máquinas solo corren una contienda a la vez, el estado ha sido consciente de eso durante diez años y no han extendido el plazo", dijo la supervisora de elecciones del condado Palm Beach, Susan Bucher.

Su oficina, como la de Broward, han estado en el ojo medio de la tormenta nacional y han sido objeto de demandas de la campaña de Scott, que criticó la ineficacia de ambos entes.


💬Ver 0 comentarios