Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Así son los boletines que emite el Servicio Nacional de Meteorología

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) emitió una advertencia de huracán para zonas de Alabama y Florida y pronosticó que la tormenta tropical Gordon podría convertirse en huracán dentro de la próximas 24 horas.

De acuerdo al boletín de las 8:00 de la noche, el fenómeno atmosférico comenzó su entrada al Golfo de México, y para el informe de las 11:00 p.m. se ubicaba a unos 530 kilómetros de la desembocadura del río Mississippi. La tormenta tropical Gordon aumentó sus vientos sostenidos a casi 60 millas por hora y estaciones meteorológicas han registrado ráfagas con vientos más rápidos.

El vórtice de la tormenta se encontraba en la latitud 26.9 norte, longitud 84.3 oeste, y aunque su velocidad de traslación se mantiene en 17 millas por hora, se espera que se mueva en dirección norte-noroeste en las próximas 48 horas. 

El Servicio Nacional de Meteorología (NWS, por sus siglas en inglés) espera un fortalecimiento gradual del sistema dentro de las próximas 24 horas, por lo que podría convertirse en huracán una vez se acerque a Luisiana y Alabama.

La agencia añadió que cruzará la parte este del Golfo de México entre la noche de hoy, lunes, y el martes. Luego, la tormenta se acercará a la parte central del Golfo en la tarde del martes y podría tocar tierra en el Valle de Mississippi el miércoles.

Aunque la agencia descontinuó la advertencia de tormenta tropical para la costa suroeste de Florida, la alerta sí se mantiene para el área desde el oeste del río Pearl hasta el este de Morgan City, Luisiana, el lago Pontchartrain y el lago Maurepas. Además, se emitió una advertencia de inundaciones y fuertes marejadas en las áreas antes mencionadas, incluyendo la frontera entre Alabama y Florida, al igual que la línea de demarcación de los condados de Okaloosa y Walton.

A la 1:00 p.m., el ciclón azotó con fuerza a la isla de Marco, ubicada al suroeste de Florida.

El NWS en Miami informó que se registraron vientos de tormenta de 50 millas por hora y ráfagas de hasta 60 millas.

Se activa la temporada

Por otro lado, la tormenta tropical Florence, que se encuentra a unos 1,700 kilómetros de Cabo Verde, ahora ostenta vientos sostenidos de 70 millas, por lo que se encuentra cerca de convertirse en huracán.

El fenómeno atmosférico se traslada a 15 millas por hora, pero el NHC pronosticó que el sistema se debilitará entre el martes y el miércoles. El NHC también monitorea una onda tropical que tiene un 40 por ciento de potencial ciclónico.  

Imagen de los dos disturbios que se encuentran al este del Caribe. (Captura / NOAA)

Hasta el momento, ninguno de estos dos sistemas representa un riesgo para la zona del Caribe. 

Sin embargo, se espera que entre el jueves y el viernes de esta semana Florence provoque la llegada de marejadas al norte de Puerto Rico de entre tres a cinco pies.


💬Ver 0 comentarios