Se espera que en estas elecciones más de un millón de hispanos salga a votar y que estos hagan la diferencia en la urnas estadounidense.

Kissimmee, Florida – Los puertorriqueños salieron a votar hoy desde temprano y, para algunos, la molestia y el coraje hacia el presidente Donald Trump por el trato dado a Puerto Rico por el gobierno federal tras el paso del huracán María fue la bandera que enarbolaron en el corazón a la hora de ejercer su voto.

Amador Olavarría, quien se mudó a Kissimmee desde Arecibo hace cuatro años contó que era republicano, pero luego del paso del huracán y tras ver la respuesta de entidades como la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) decidió cambiarse de partido.

“Me cambié a demócrata pues no me gusta la retórica de Trump. Su política agresiva contra los emigrantes me desagrada y aquí en Estados Unidos todos somos emigrantes”, sostuvo el hombre. “Lo que quiero es que el Congreso cambie a manos demócratas pues es bueno que haya un balance político en el gobierno”, afirmó tras votar en el centro de votación que se estableció en el centro comunitario Roberto Guevara en esta ciudad.

Este centro es uno de los más concurridos por electores boricuas. El área del estacionamiento lució repleto en todo momento y en ocasiones se veía aglomeración de electores en la entrada principal de la instalación.

José Esteves, natural de Ponce, dijo que se inscribió como elector no afiliado, pero que hoy decidió votar demócrata. Lo mismo hizo su compañera, la cagueña Yirma Méndez y quien ha vivido casi tres décadas en este estado. “Hubo mucha educación para que los puertorriqueños comprendieran que votando hacen que su voz se escuche”, dijo.

Ruth Alemán, natural de Trujillo Alto y residente aquí hace 27 años llegó al centro de votación a eso de las 10:00 a.m. “Estoy indecisa”, dijo antes de entrar. “Para la gobernación votaré por Andrew Gillum (demócrata), pero no sé por quién votaré para el Senado porque Rick Scott (republicano) ha hecho muchas cosas positivas, pero el otro no (el demócrata Bill Nelson)”, agregó la boricua.

“En las elecciones pasadas no vi tanta gente como ahora. Creo que después del huracán María muchos vieron el trato que le dieron a la isla. He oído muchos comentarios sobre eso y la gente está súper enojada”, afirmó.

La acompañaba William Darder, natural de Carolina y quien vive en Florida hace cinco años. También se identificó como no afiliado, pero reveló que votaría por los candidatos demócratas. “Es que Trump está en contra de los latinos y no me gusta su actitud contra los que no son norteamericanos”, dijo.


💬Ver 0 comentarios