En 30 días termina el programa federal de vivienda temporera, por lo que tendrán que desalojar el Motel 8 de Kissimmee

Kissimmee, Florida - Decenas de familias que aún se albergan en hoteles de Kissimmee tras refugiarse en la zona central de este estado luego del paso del huracán María hace ocho meses, participaron anoche de una actividad de despedida ya que el 30 de junio culmina definitivamente el programa federal de vivienda temporera que administra la Agencia federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Junto al evento, una fiesta donde hubo comida y música, los participantes participaron de una encuesta en la que se les preguntaba si, luego del 30 de junio, regresarían a Puerto Rico o se quedarían en Florida, explicó Lilliana Cruz, organizadora comunitaria de la entidad Organize Florida.

“Por lo que he visto, creo que la mitad de las familias se quedarán y la otra mitad se regresará a la Isla”, estimó.

También, a quienes informaban su intención de quedarse se les ofrecía registrarse como elector de cara a las próximas elecciones de medio término y que se efectuarán en noviembre.

La actividad se llevó a cabo en el Motel Super 8 en Kissimmee, en donde ubican 45 familias puertorriqueñas. Es este lugar donde se concentra la mayor cantidad de puertorriqueños refugiados tras el huracán.

“Estamos dándole énfasis el tema de registrar puertorriqueños, pues ellos con solo llegar aquí pueden votar. Los boricuas son ciudadanos de primera clase, no de segunda clase como les han hecho creer y eso lo pueden demostrar registrándose y votando por aquello políticos que ayudan a la causa de Puerto Rico”, dijo Cruz.

“Hemos visto que la atención del gobierno de Estados Unidos hacia Puerto Rico ha sido injusta si lo comparamos con el trato que Washington dio a Texas y a Florida cuando los afectó un huracán. Pero con Puerto Rico han pasado ocho meses desde el huracán y aún hay gente sin los servicios, afectados. Por eso los que están aquí deben registrarse y votar”, reiteró la líder comunitaria.

Aparte de la encuesta sobre si regresaban a Puerto Rico o si se quedarían en Florida, a las familias que llegaron a la actividad les preguntaban también qué necesidades tenían. En el cuestionario aparecían asuntos como la falta de una tarjeta de identificación, servicios médicos, alimentos, ropa, vivienda, ayuda con la escuela de los hijos, entre otros.

“La intención con esa otra encuesta es precisar qué problemas tienen para poderles dar seguimiento y canalizar las ayudas, aun cuando se vayan a otros lugares a vivir luego del 30 de junio”, agregó Cruz.

Allí llegó María Báez quien cría a su nieto, un niño connecesidades especiales y que sufre del llamado “síndrome de sacudida”, una seria de problemas de salud -como traumas cerebrales-que ocurren en un niño cuando es sacudido violentamente.

“Desde que estamos aquí, él ha recibido todas las ayudas, medicamentes y el mes que viene lo operarán de su cadera. ¡Ya se graduó de kínder y va para primer grado!”, dijo emocionada María. “En Puerto Rico no hubiera logrado estas cosas”, agregó.

Como el medio centenar de familias en este hotel, María tendrá que irse en un mes. Sin embargo, no pierde la fe de que aparezca un lugar adecuado para ella y su nietecito.

Datos de FEMA revelan que 825 familias viven en 157 hoteles en todo el estado de la Florida. Esas 825 familias ocupan 878 habitaciones de hotel. FEMA concede más de una habitación a familias que tengan 5 miembros o más.

El promedio de estadía de cada familia es 80 días.

Según FEMA, el costo promedio que esa agencia federal paga por habitación es $132 por noche, por lo que el costo total suma $320,364 cada día. Aparte del costo por habitación, esta cifra incluye los pagos a contratistas de esa agencia, costos administrativos y otras tarifas no precisadas.


💬Ver 0 comentarios