Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Familiares de Janice Zengotita-Torres hablan durante una conferencia de prensa el pasado 17 de enero en Kissimmee. (semisquare-x3)
Familiares de Janice Zengotita-Torres hablan durante una conferencia de prensa el pasado 17 de enero en Kissimmee. (Carla D. Martínez / Especial para GFR Media)

Un juez del condado de Osceola, en el estado de la Florida, denegó la solicitud de libertad bajo fianza sometida la semana pasada por la defensa de la puertorriqueña Glorianmarie Quiñones Montes por temor de que se dé a la fuga, confirmó una oficial del noveno circuito judicial de Florida.

Eryka Washington, portavoz del fiscal de distrito Aramis D. Ayala, explicó a endi.com que la moción de la defensa de Quiñones Montes fue rechazada debido a que no tiene lazos familiares que la aten a Florida, razón por la cual es considerada como una persona con alto riesgo de fugarse.

La mujer es una de tres sospechosos de secuestrar y asesinar, el 8 de enero, a Janice Zengotita-Torres, de 42 años, casada y madre de un adolescente.

Quiñones Montes, de 22 años, se enteró, el 25 de enero, que está embarazada, otra razón por la que la defensa, liderada por Migdalia Pérez, sometió la moción de libertad bajo fianza. De acuerdo a Washington, la sospechosa debe dar a luz el 16 de septiembre.

La defensa argumentó que Quiñones Montes debía ser liberada bajo fianza para amamantar a su bebé por un año después de su nacimiento. Sin embargo, el juez aceptó los argumentos de la fiscalía de que la puertorriqueña de que podría huir de quedar libre en lo que comienza el juicio.

El periódico Orlando Sentinel publicó que un amigo de la familia, que es un pastor en una iglesia en Kissimmee, se ofreció a albergar a Quiñones Montes, pero el fiscal Christopher Smith recalcó en la historia que toda la familia inmediata de la sospechosa regresó a Puerto Rico.

Quiñones Montes permanece encarcelada, al igual que su novio, Alexis Ramos, y la presunta autora intelectual del crimen, Ishnar Marie López, por el secuestro y asesinato de Zengotita-Torres.

De acuerdo a las autoridades, López, Torres y Quiñones Montes se mudaron a Kissimmee para finales de diciembre de 2017, y apuntan a López como la persona que contrató a Ramos y a Quiñones Ramos porque, supuestamente, quería vengarse de una mujer que, al parecer, sostenía una relación con un hombre a quien López amaba.

El trío secuestró a Zengotita-Torres por error, y pese a darse cuenta que tenían a la mujer equivocada, de todas maneras la asesinaron, de acuerdo a las autoridades. Quiñones Montes, quien conducía el vehículo de Zengotita-Torres, también enfrenta cargos por robo y carjacking.


💬Ver 0 comentarios