Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Imagen de satélite de la baja presión que afecta a Florida. (Captura / NOAA) (horizontal-x3)
Imagen de satélite de la baja presión que afecta a Florida. (Captura / NOAA)

La baja presión que se encuentra en aguas abiertas del Golfo de México disminuyó esta mañana su potencial de desarrollo ciclónico a un 10%, pero continúa ocasionando fuertes lluvias, tormentas eléctricas y condiciones marítimas peligrosas para el estado de Florida, detallan los informes del Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) y el Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en Miami.

La predicción más reciente, divulgada a las 8:00 a.m. por el NHC, establece que “el sistema no se ha desarrollado desde ayer y las condiciones se han vuelto menos favorable para la formación de un sistema subtropical o tropical”. Por tal razón, disminuyeron el potencial de desarrollo ciclónico a un 10%.

Este sistema, sin embargo, continuará provocando fuertes lluvias localizadas y posibles inundaciones en porciones de Florida y el suroeste de los Estados Unidos por los próximos días mientras la baja presión se mueve hasta el noroeste”, añade el reporte.

Por su parte, el SNM de Miami detalló esta mañana en su informe que la lluvia más fuerte y las tormentas eléctricas continuarán concentrándose en la Florida central, principalmente en horas de la tarde.

Se indicó que la cantidad de precipitación pudiera alcanzar las tres pulgadas. Ayer, se reportaron sobre cinco pulgadas de lluvia.

También se espera tiempo ventoso y se alertó de posibles inundaciones en las carreteras y áreas de pobre drenaje.

Esta es la segunda baja presión que se ha formado en mayo y la segunda que vigila el NHC en este año en la zona del Atlántico, donde la temporada de huracanes inicia el próximo 1 de junio.

En el océano Pacífico, entretanto, la temporada de huracanes inicia hoy. En esta zona solo se formó una baja presión previo a la temporada y no alcanzó ningún desarrollo ciclónico. 


💬Ver 0 comentarios