Para las familias de las 49 víctimas de la fatal balacera, 23 de las cuales eran puertorriqueñas, lo ocurrido en la discoteca de Orlando aquella madrugada del 12 de junio significó una pesadilla de la que solo han transcurrido dos años

Orlando / Tampa - Para la mayoría, se trata del evento más violento en la historia de Florida y uno de los más dramáticos en Estados Unidos. Para las familias de las 49 víctimas de la fatal balacera, 23 de las cuales eran puertorriqueñas, lo ocurrido en Pulse aquella madrugada del 12 de junio significó el principio de un doloroso y prolongado viacrucis del que solo han transcurrido dos años.

Sus muertos descansan en paz, pero ellos reviven cada día la tragedia de conocer que sus seres queridos murieron de forma violenta en un suceso que para algunos fue un acto terrorista y para otros fue una afrenta contra minorías hispanas y de la comunidad LGBTT.

Entretanto, al cumplirse el segundo año de este infortunio, sobrevivientes de la balacera en Pulse radicaron en estos días una demanda civil contra el gobierno de la ciudad de Orlando y la Policía de esa ciudad argumentando que se violaron sus derechos constitucionales y porque las autoridades no actuaron con rapidez para detener al pistolero Omar Marteen.

“Radicamos la demanda dos años más tarde y no antes porque los sobrevivientes estaban en un doloroso proceso de sanar sus heridas y también porque había muchos documentos que no se habían hecho públicos y nos tomó tiempo lograr que estuvieran disponibles”, dijo Soloman Radner, abogado que radicó el pleito, a El Nuevo Día. En la demanda se pide que se compense a los demandantes en la cantidad que estime el jurado y que se impongan penas contra los acusados.

En el documento se señala específicamente a un agente de la Policía de Orlando que la noche de la masacre trabajaba en Pulse como guardia de seguridad. Según la demanda, Adam Todd Gruler había dejado su puesto de vigilancia a la entrada de la discoteca para moverse al área del estacionamiento a investigar la presencia de alguien que intentaba entrar con una identificación falsa. En ese momento, el pistolero aprovechó para entrar a la discoteca, pagó el costo de entrada, salió y cuando se dispuso a reingresar al club con un arma, Gruler lo detectó, le disparó desde el estacionamiento, pero nunca siguió al atacante en su ruta al interior del edificio, indica la demanda.

Los demandantes alegan que Gruler debió haber actuado con rapidez y neutralizar al agresor para evitar la tragedia y que actuó de forma imprudente. En la demanda se incluye además a una veintena de policías a quienes se les acusa de dejar que “los clientes del club fueran asesinados mientras ellos se aseguraban de ponerse a salvo”. Según los demandantes, el gobierno de la ciudad falló al no proveer adiestramiento adecuado a sus efectivos.

El gobierno y la Policía de la ciudad de Orlando expresaron que no harían comentarios por el momento.

Hace poco más de un mes, familiares de las víctimas de Pulse radicaron una demanda contra Google, Facebook y Twitter porque sus redes sociales han ayudado a la expansión de grupos terroristas como el Estado Islámico, que usan sus plataformas para promulgar sus ideas y actos.

Uno de los sobrevivientes de esta tragedia fue Ricardo Negrón, natural de Yauco. Esa noche era la tradicional fiesta latina y cerca de las 2:00 a.m., el joven se dispuso a pagar su cuenta para retirarse.

“Había música como siempre, pero de momento escuché como disparos y pensé que era la música de reguetón que a veces tiene esos sonidos de disparos. Pero los tiros siguieron. Entonces, la música paró. Todos se tiraron al piso. Luego hubo una pausa, y como yo estaba cerca de dos puertas que dan al patio, aproveché y salí sin saber de la magnitud de lo ocurrido hasta el otro día”, narró.

La noche del siniestro, Amanda Alvear, de 25 años, llegó a Pulse sin planificarlo, pues estaba en una pequeña fiesta de inauguración de una casa o “house warming” cuando a sus amigos se les ocurrió seguir la fiesta en la discoteca. Amanda recién se había dejado de su novio y también había culminado sus estudios, por lo que se animó a ir al club. Las balas que disparó Omar Marteen le quitaron la vida y desde entonces su madre, Mayra Alvear, revive cada noche el trágico momento.

Las paredes de la sala y comedor de su casa en Tampa están forradas de fotos de la joven. Es como un gran mausoleo donde se asoman velas y se percibe la fina y constante humareda del incienso. “Ella era tan alegre. Ese viernes, un día antes de la tragedia, nos llamó para decirnos que se quedaría en casa de unas amistades. Al otro día fue a Pulse y ocurrió lo que ocurrió. No la vi más”, dijo la mujer, quien luego mostró la habitación de la joven donde aún están sus perfumes, su ropa, sus accesorios y libros.

Seguridad adicional

La experiencia en Pulse, sumada a otros eventos violentos como el tiroteo en una escuela en Parkland, al sur de este estado, y otras tragedias en Estados Unidos que han involucrado el uso de armas, han provocado un incremento en las solicitudes de parte de dueños de discotecas, clubes, hoteles, restaurantes, tiendas y hasta administradores de escuelas para participar en unos talleres sobre cómo incrementar las medidas de seguridad que ofrece la Policía.

Al informar lo anterior, el capitán Carlos Torres ,de la oficina del Alguacil del Condado de Orange, y el mayor Jacob Ruiz, de la oficina del Alguacil del Condado de Osceola, explicaron que el rol de las autoridades es hacer recomendaciones, ya que no se puede obligar a nadie a incrementar sus medidas de seguridad.

“Sin embargo, un negocio que incrementa su seguridad será más atractivo y atraerá más clientela”, dijo Ruiz.

Torres, por su parte, destacó que Florida recibe cada año cerca de 72 millones de visitantes, por lo cual el tema de fortalecer la seguridad en lugares donde se congrega mucha gente es una preocupación de las autoridades. “Tenemos la zona turística y el distrito de convenciones bajo nuestra jurisdicción y hemos trabajado con sus respectivas compañías de seguridad y hasta en ocasiones hemos recibido adiestramientos juntos”, dijo.


💬Ver 0 comentarios