Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Los menores fueron identificados como Irayan López, de 12 años; Lillia López, de 10; Aiden Lindsey, de 6, y Dove Lindsey, de 22 meses. (horizontal-x3)
Los menores fueron identificados como Irayan López, de 12 años; Lillia López, de 10; Aiden Lindsey, de 6, y Dove Lindsey, de 22 meses. (Suministrada)

Orlando, Florida – Los cuatro niños que murieron en Orlando a manos de un pistolero habrían sido asesinados mientras dormían, reveló la Policía de esta ciudad.

De acuerdo con la pesquisa policial, los pequeños fueron hallados en sus camas vestidos con sus pijamas. Su madre, Ciara López - de ascendencia boricua y cuya familia es de Mayagüez-, se las había puesto la noche antes.

Los menores fueron identificados como Irayan López, de 12 años; Lillia López, de 10; Aiden Lindsey, de 6, y Dove Lindsey, de 22 meses.

La muerte de los pequeños habría ocurrido temprano el lunes, 11 de junio, antes o justo después de que el hombre que los baleó mortalmente, Gary Wayne Lindsey Jr., tuvieran su primer contacto con la Policía. Según trascendió, hubo una jornada de negociaciones ente el pistolero y las autoridades, que culminó 24 horas más tarde con el trágico hallazgo. 

Lindsey utilizó un revólver que el hombre le robó a su padre, dijo la Policía.

En un momento dado, durante ese encuentro, una de las balas disparadas por Lindsey alcanzó en la cabeza al policía Kevin Valencia, de 27 años, y quien todavía hoy se encuentra en estado de coma, informó la Policía de la Ciudad de Orlando.

El funeral de los cuatro niños será este sábado en la tarde. Se efectuará una misa abierta al público que se efectuará en la Iglesia Católica Saint James en el centro de Orlando. Pero el entierro se efectuará privadamente, según informó Walter Benanati, abogado y portavoz de la familia. 

La familia solicitó la semana pasada un espacio de privacidad, por lo que no ha ofrecido declaraciones públicas.

Este drama inició el domingo, cuando la madre de los menores abandonó a toda prisa la casa, luego que Lindsey, su excompañero sentimental, la agredió en la cabeza, según informó a este diario Orlando Rolón, subjefe de la Policía de la Ciudad de Orlando. 

Cuando López avisó a la Policía y estos llegaron al apartamento, encontraron que Lindsey estaba armado, atrincherado en el interior de la vivienda, y tenía con él a los cuatro menores.

López, de 31 años, nació en Nueva York, pero entre los 4 y 13 años vivió en Mayagüez junto a sus padres hasta que la familia se mudó a Orlando, según ha informado Benanati.

Benanati abrió una cuenta en el portal GoFundMe para recaudar dinero que permita pagar los gastos fúnebres de los menores. La meta era recaudar $25,000 pero hasta hoy la campaña había logrado recolectar más de $49,321. Las ayudas se pueden hacer llegar a través de ese portal.



💬Ver 0 comentarios