Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Frances Santiago, residente de Rolling Hills Estates en Kissimmee y quien está en una disputa con el consejo residencial de su urbanización por tener una bandera de Puerto Rico ondeando frente a su residencia. ( Especial El Nuevo Día / Carla D. Martínez)

Kissimmee - Orgullosa de sus ejecutorias militares en el Ejército, Frances Santiago tuvo por un año ondeando frente a su casa la bandera de Estados Unidos - Lo hizo a mucha honra pues sirvió en ese cuerpo militar, fue veterana de la Guerra de Irak, y levantar la insignia de 50 estrellas era una forma de consignar el sueño de la libertad.


💬Ver 0 comentarios