"Presidente Trump, reabre este gobierno", exigió el congresista por el distrito 9 de Florida.

Orlando, Florida - El congresista puertorriqueño por Florida, Darren Soto, advirtió ayer que la prolongación del cierre parcial del gobierno federal pondría en riesgo la seguridad de cientos de vuelos comerciales en aeropuertos altamente transitados, como el de esta ciudad.

Soto aseguró -durante una visita ayer al aeropuerto internacional de Orlando- que el cierre ha puesto en jaque a familias en Florida que, en cuestión de días, tendrían que ser desalojadas de sus residencias por no poder pagarlas.

“Los ciudadanos de Florida deben entender que hay 10,500 empleados federales afectados en este estado, y que están a riesgo de perder sus viviendas y no poder cubrir sus cuidados médicos porque no han estado recibiendo paga”, dijo el congresista.

En el aeropuerto, Soto se reunió con representantes sindicales de la Administración Federal de Aviación, de la Professional Aviation Safety Specialist (PASS) y de la Federación Americana de Empleados Gubernamentales.

Soto indicó que la Cámara de Representantes sometió, hace más de un mes, una medida de presupuesto, y que falta que el Senado y el presidente Donald Trump la acojan.

Sin embargo, la mayoría demócrata en el Congreso y Trump están enfrascados en una lucha porque el primer mandatario exige se asignen millones de dólares para la construcción de un muro en la frontera con México.

“Agencias federales que no tienen nada que ver con este debate han quedado secuestradas por este tranque”, destacó Soto.

El legislador expresó preocupación con la seguridad aérea, que es controlada principalmente por la Administración para la Seguridad en la Transportación (TSA) y Homeland Security. Los empleados de TSA inspeccionan pasajeros y equipaje en los aeropuertos; y los de Homeland Security son responsables de la seguridad en las fronteras.

“En transportación aérea, cometer un error es un lujo que no podemos darnos, pues podría costar la vida de muchos”, dijo a El Nuevo Día. “Los empleados de TSA son seres humanos, y me preocupa que se registre una gran reducción en el equipo de inspectores que lacere la seguridad”, afirmó.

De hecho, Doug Lowe, representante de PASS, le dijo al congresista que hay líneas aéreas en el aeropuerto de Orlando que, desde el 31 de diciembre, operan sin que sus naves sean inspeccionadas.

Al resumir los efectos del cierre, Soto mencionó que el cese de labores en la Junta de Seguridad Nacional en la Transportación (NTSB, en inglés) ha impedido que se investigue el accidente fatal en el que cinco niños y dos adultos, que viajaban rumbo a Disney World, murieron en un aparatoso accidente en la autopista interestatal 75 a la altura de Gainesville, Florida.

Dijo que el cierre de operaciones en el Departamento de Agricultura ha frenado el despacho de cupones para alimentos del cual dependen miles de familias en Florida, y ha afectado servicios esenciales en la agricultura, una de las principales actividades económicas de este estado.

Además, dijo que la suspensión de labores en el Departamento de lo Interior ha limitado y detenido los servicios en los parques nacionales y áreas naturales bajo su jurisdicción.

“También, el cierre ha hecho que el Servicio de Rentas Internas (IRS) no puede procesar los reintegros de millones de familias que están contando con la devolución de dinero por pago de impuestos”, dijo el congresista.


💬Ver 0 comentarios