(semisquare-x3)
El alcalde de Orlando, Buddy Dyer junto al presidente de Bloomberg Philanthiropies, Michael Bloomberg durante un recorrido por las instalaciones de la Comisión de Servicios Públicos de Orlando. ( José Javier Pérez/El Nuevo Día)

Orlando, Florida – Con una combinación de iniciativas para mitigar los impactos del cambio climático, la ciudad de Orlando logrará en los próximo seis años reducir sus emisiones contaminantes en 40 millones de metros cúbicos, cifra que equivale a sacar de la carretera a 10 millones de autos o 25 plantas generatrices que queman carbón.

“Y estas son buenas noticias”, dijo Michael Bloomberg, presidente de la Fundación que lleva su nombre.

Estas acciones que ha tomado la ciudad son parte de un proyecto de la Fundación Bloomberg Philanthropies denominado “Reto climático de ciudades Americanas Bloomberg”, en el que se seleccionaron 25 jurisdicciones en Estados Unidos. Estas reciben recursos económicos y técnicos para promulgar acciones concretas encaminadas a reducir la contaminación ambiental que causa el cambio climático. El presupuesto de esta iniciativa es de $70 millones.

Bloomberg anunció hoy que las iniciativas que ha tomado la ciudad de Orlando están dando fruto y ya tienen un impacto positivo en reducir la huella del impacto humano en el medio ambiente.

El multimillonario y exalcalde de Nueva York visitó las instalaciones de la Comisión de Servicios Públicos de Orlando (OUC, por sus siglas en ingles), una corporación pública municipal a cargo de proveer los servicios de energía eléctrica, agua y alcantarillados a los residentes de Orlando y ciudades cercanas.

Hace dos años este lugar se destina para atender clientes de la OUC, pero ahora son un centro de innovación de tecnología renovable. Allí ubica un panel solar de 400 kilovatios, un gigantesco panel fotovoltaico flotante y un sistema meteorológico que estudia los niveles de penetración solar y los eventos de nubosidad. Este sistema que en la actualidad está en la fase de recopilación de datos, ayudará a gerenciar la administración de sistemas de energía solar de manera que puedan maximizarse aquellos en donde, en un momento dado, la luz solar es más intensa, explicó Clint Bullock, director ejecutivo de la OUC.

La idea es que, en un futuro, haya paneles y bancos de baterías en distintos lugares de la ciudad y que puedan servir a los clientes.

En términos de innovación, el panel solar flotante podría utilizarse en los más de 9,000 lagos que se han construido en la ciudad de Orlando para controlar las inundaciones, algunos de los cuales están abandonados. Lo peculiar de este sistema es que, aparte de flotar, tiene integrado su propio sistema de baterías en las cuales puede acumular la energía recolectada. Además, al estar en contacto con el agua, reduce la temperatura de los paneles haciendo que estos funcionen de manera más eficiente, explicó el funcionario en un recorrido.

“En Florida no tenemos la calidad de vientos ni las corrientes de agua como para generar electricidad. Por eso es que hemos apostado al sol”, dijo Bullock la indicar que al momento el costo de generar energía solar ha alcanzado precios competitivos comparables con el gas natural.

“El gas natural es bueno, pero no es la ruta de futuro que debemos tomar”, intervino Bloomberg.

Bullock dijo que en los planes cercanos está agregar 128 megavatios de electricidad producidos totalmente con energía solar que servirán a 23,000 clientes, es decir, el 10% de la clientela de la OUC.

Y por aquello de predicar con el ejemplo, el funcionario dijo que parte de la flota vehicular de la OUC está integrada por carros eléctricos los cuales se pueden cargar en una de las 167 estaciones de recarga gratuita que hay en la ciudad.

“Por estas acciones es que Orlando es la ciudad más sustentable en todo el sureste de Estados Unidos. Y no nos vamos a detener en este camino de reducir las emisiones, aunque a nivel de Estados Unidos dijo Buddy Dyer, alcalde de la ciudad de Orlando.


💬Ver 0 comentarios