Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (semisquare-x3)
(Especial El Nuevo Día / Carla Martínez)

Orlando, Florida - En el cierre de su campaña hispana para el Senado federal, el  gobernador Rick Scott se hizo acompañar ayer de una decena de funcionarios del gobierno de Puerto Rico, hecho que confirma la importancia que tiene el voto boricua para el primer ejecutivo de este estado.  


💬Ver 0 comentarios