Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La fachada lateral del hotel, con pantalla digital. (Suministrada) (horizontal-x3)
La fachada lateral del hotel, con pantalla digital. (Suministrada)

Orlando,  Florida – Con la apertura el pasado miércoles de una hospedería cerca del aeropuerto de Tampa, la empresa puertorriqueña PRISA Group afianza su presencia en la Florida Central y encarrila su crecimiento en esta región sin abandonar sus planes de expansión en Puerto Rico.

El AC Hotel es el primero de cuatro hospederías que se desarrollarán en una alianza empresarial que encabeza esa compañía boricua con firmas como Argosy Real Estate Partners y Peachtree Hotel Group. La inversión total es de unos $113 millones y creará 150 empleos directos y otros 150 durante la fase de construcción, dijo a El Nuevo Día Federico Stubbe, presidente de PRISA Group.

Las instalaciones serán operadas por la corporación Marriott siguiendo un concepto en el que se busca que el huésped logre combinar los negocios con el ocio en un ambiente arquitectónico de arte digital y confort. Por ejemplo, el AC Hotel, tiene como punto focal en su entrada una gigantesca pantalla en la que se proyectan imágenes de arte con colores vibrantes.

La próxima instalación hotelera está en la fase final de construcción y se inaugurará en abril. El Spring Hill Suites/Residence Inn será un proyecto de doble marca en los cuales se combinan dos hoteles y ubica en el área de The Mall at Millenia en Orlando. Este es el séptimo centro comercial que más ventas genera por pie cuadrado en Estados Unidos y que frecuentan los turistas de esta zona, indicó Stubbe. Tendrá 253 habitaciones.

Más adelante este año, se construirá un cuarto hotel, a un costo de $31 millones, que ubicará en la turística avenida International Drive, al lado del Coca Cola Eye, una gigantesca rueda de observación que es una de las atracciones turísticas de más reciente construcción en el corazón de Orlando.

Trayectoria en Florida

La incursión de PRISA Group en el mercado de la Florida Central no es reciente. Plantaron bandera aquí en 2003 aprovechando un despunte en el crecimiento urbano de la región y considerando la cercanía con Puerto Rico. Entonces, su primer proyecto fue un desarrollo residencial llamado Lake Toscana en Tampa que es, al mismo tiempo, una reserva natural. De hecho, el área fue designada como un área de conservación por el Condado de Hillsborough, recordó Stubbe.

Sin embargo entre 2006 y 2008, el mercado de Florida se desplomó en medio de una seria crisis fiscal. En el caso de PRISA Group, la empresa puso un alto a sus planes de expansión. En ese momento, la empresa familiar desarrollaba proyectos turísticos en Puerto Rico, como los hoteles Ritz Carlton. “El trabajo que hicimos con ese hotel, que era uno de prestigio mundial y que tenía el ‘rate’ más alto de toda la cadena, nos abrió muchas puertas, por lo cual decidimos regresar a Florida, específicamente a Tampa y a Orlando con desarrollos en el reglón turístico”, dijo Stubbe.

“Todo esto se hermana desde Puerto Rico, y el talento que usamos en Florida es de la isla”, dijo. “Quisimos expandir ese ‘expertise’ a Florida, pues ya conocíamos ese mercado, teníamos ya una red profesional establecida que me permitió encontrar nuevas oportunidades allá”, agregó.

Proyecto boricua

Esta expansión a la Florida Central ocurre sin que esta firma familiar abandone los planes en Puerto Rico. “Todo lo contrario, en Puerto Rico estamos haciendo más cosas que nunca. Esto en la Florida lo vemos como una expansión natural utilizando los talentos que tenemos”, dijo Stubbe.

“Estoy sumamente orgulloso de ser puertorriqueño y de lo que la isla nos ha dado, nos ha enseñado. De Puerto Rico podemos competir con el mundo y con la calidad de nuestra gente podemos conquistar a donde quiera que vayamos. Por eso es que tenemos que pensar en competir con el mundo y no entre nosotros mismos”, agregó el empresario.

El reto del sector privado

Stubbe sugirió que en momentos en que Puerto Rico encara un histórico reto fiscal debería mirar ejemplos en otras jurisdicciones, como es el estado de Florida, donde el sector privado es lo suficientemente robusto como para capturar el 32% del sector laboral, mientras que sólo el 6% de las personas trabajan para el gobierno.

En la isla el 6% de la población también labora en el sector gubernamental pero solo el 16% de la población de Puerto Rico labora en sector privado, señaló.

“Contrario a lo que se piensa, en la isla no tenemos un problema de demasiada gente trabajando en el gobierno. Hace falta gente para atender los servicios gubernamentales. Pero en el renglón privado necesitamos un sector privado más vigoroso dispuesto a tomar riesgos y con menos incertidumbre”.

“En ese sentido, Florida es un gran modelo”, comentó.

Stubbe agregó que en este estado hay muchos recursos financieros y un gran crecimiento económico. El reto es que, al haber tanta oferta de empleo, no hay tanta gente desempleada y es difícil encontrar buenos trabajadores. “El desempleo es tan bajo, todo el mundo tiene trabajo y es complicado encontrar gente buena”, comentó.


💬Ver 0 comentarios