(semisquare-x3)
Rick Scott. (AP)

Orlando, Florida – El gobernador de Florida, Rick Scott, y quien se disputa el triunfo por una silla en el Senado federal con Bill Nelson, acusó a ese legislador y al Partido Demócrata de intentar robarse las elecciones.

En una rueda de prensa en la capital floridana de Tallahasee, Scott enumeró cómo en el pasado, y en Florida, hubo amagos de recuentos por diferencia en resultados mucho más estrechos que lo que se disputan ahora y Nelson y el Partido Demócrata se opusieron a una revisión en los sufragios.

En varias ocasiones Scott repitió que los demócratas eran unos “liberales que intentan robarse las elecciones”, y señaló específicamente supuestas irregularidades en los condados de Broward y Palm Beach en donde, según dijo, se violó la ley al no rendir informes ni resultados 30 minutos luego del cierre de esas unidades electorales la noche de las elecciones. 

Al cumplirse dos días de los comicios, esos condados continúan sin rendir informes completos con resultados, afirmo el gobernador republicano.

De hecho, informes periodísticos de medios en esa zona sur de Florida han reportado acerca de papeletas transportadas en vehículos privados, violando la cadena de custodia, entre otras denuncias en las que se han mostrado cajas plásticas con papeletas mal colocadas y desatendidas.

“Todos en Florida saben lo que está pasando. En este estado hay 67 condados y sólo dos se están comportando de esta manera. Intentan robarse las elecciones”, reiteró.

Además, Scott sostuvo que su campaña radicó una demanda por faltas éticas y negligencia particularmente contra el supervisor de elecciones del Condado de Broward. 

También pidió a las agencias de ley y orden que investiguen lo sucedido indicando que use ha cometido serias violaciones. 

Tras leer su mensaje, Scott dio la vuelta y desapareció de la vista de los reporteros que le pedían sin éxito que respondiera preguntas.

Mientras, Dan McLaughlin, de la campaña de Nelson, indicó que “la meta es que todos los votos en Florida se cuenten y de manera precisa. Las acciones de Rick Scott parecen tener motivaciones políticas y nacer de la desesperación”.

Al cierre de esta edición, Scott mantenía 4,094,625 votos y Nelson 4,079,528. Una diferencia de 15,097 votos.

Esta diferencia es suficiente como para que el secretario del Departamento de Estado active la ley que viabilizaría un recuento de votos.

Un recuento también está en remojo para la candidatura a la gobernación en donde el republicano Ron DeSantis tiene una muy estrecha ventaja sobre el demócrata Andrew Gillum. A esta hora, DeSantis tiene 4,072,664 votos y Gillum 4,026,429 para una diferencia de 36,235 votos.

En estas elecciones votaron más de 8 millones de personas.


💬Ver 0 comentarios