El senador por Florida Rick Scott encabezó hoy una reunión con representantes de la comunidad puertorriqueña.  (GFR Media) (semisquare-x3)
El senador por Florida Rick Scott encabezó hoy una reunión con representantes de la comunidad puertorriqueña. (GFR Media)

Orlando – Karen Díaz, natural de Caguas, es una demócrata de clavo pasao’, y hoy no faltó a una reunión que el exgobernador republicano de Florida y ahora senador federal, Rick Scott, sostuvo con representantes de la comunidad puertorriqueña en la Florida Central.

Allí, y en un momento dado, Karen pidió un turno al micrófono y le dijo al senador: “soy demócrata, pero usted se ha ganado mi corazón”. Más tarde explicó a El Nuevo Día que antes no soportaba al líder republicano, pero un día se puso a estudiar su trabajo y descubrió que sin alardear mucho, había estado trabajando a favor de los boricuas y ayudó a colocar llevar la economía floridana a uno de sus mejores momentos.

Te digo que, si ese hombre anuncia que va a correr para presidente en el 2024, yo le corro la campaña”, dijo.

Junto a ella, estaban otros representantes de la comunidad boricua en Florida, desde comerciantes, líderes religiosos, directores de organizaciones no gubernamentales, entre otros.

En la reunión, efectuada en la iglesia protestante Misión La Cosecha, en Orlando, Scott escuchó y tomó nota de problemas como la falta de vivienda a costo accesible, el tema del estatus y la desigualdad en las ayudas federales que recibe la Isla en comparación con otros estados.

Scott dijo que cuando era gobernador de Florida la Administración de Vivienda Federal otorgó a ese estado $1,400 millones para el desarrollo de proyectos de vivienda social. Pero dijo que los ciudadanos tienen que velar ahora que esos fondos se utilicen de forma correcta, sobre todo en la Florida Central donde se concentra la población boricua.

Se estima que en Florida viven 1.2 millones de puertorriqueños. Se cree que tras el paso del huracán María, cerca de 50,000 boricuas se establecieron en la zona central.

El exrepresentante de Florida Anthony Suárez, quien estaba en la mesa de la comunidad, le expresó a Scott que uno de los problemas de la Isla era el estatus y expresó su molestia con algunos líderes políticos puertorriqueños que se oponían a que se le concediera la estadidad a la Isla. 

La estadidad seria la manera que evitaría que los boricuas estemos mendigando las ayudas que nos corresponden”, dijo Suárez al solicitarle al senador que se hiciera eco de este tema.

Scott coincidió, aunque reconoció que en este momento el ambiente en Washington no es el mejor, por lo cual hay que buscar nuevas rutas para plantear el asunto. “Pero soy optimista”, dijo.

El ministro dela iglesia donde serealizó la reunión -Agustín López- pidió a Scott que diera un consejo a los asistentes sobre cuál es la mejor manera de solicitar ayuda y apoyo en Washington. El senador le indicó que la mejor manera era participar políticamente votando por candidatos que apoyen la causa de los puertorriqueños. “Inviten a los candidatos a la iglesia para que la gente escuche qué proponen y así puedan decidir”, le dijo Scott.

Estamos luchando contra el socialismo y esa es la batalla más importante que estamos librando. Puerto Rico necesita convertirse en un estado pues convertirse en un país socialista es lo peor que podría pasarle. Mira lo que ocurre en Venezuela”, dijo el senador republicano.

Durante la actividad, un representante de los Borinqueneers, - los veteranos puertorriqueños del Regimiento 65 de Infantería- entregaron al exgobernador floridano una placa conmemorativa que conceden a las personas que han apoyado a esos excombatientes.

Al recibirla, Scott declaró, que los veteranos puertorriqueños, a pesar de ser ciudadanos americanos, no reciben trato igual. “Eso no hace sentido”, agregó.

Esta es la segunda reunión que Scott sostiene con representantes de la comunidad puertorriqueña desde que se convirtió en senador federal.


💬Ver 0 comentarios