La speaker Nancy Pelosi sostuvo que insistirán en un acuerdo abarcador para estimular la economía. (The Associated Press)

Washington D. C.La asistencia federal de $600 semanales que estuvo vigente desde marzo, para mitigar la emergencia del coronavirus, deja de estar disponible para más de 467,000 residentes de la Isla.

Mientras, las negociaciones en el Congreso para extender el programa no daban indicios, hasta esta tarde, de avanzar.

Para la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, la expiración de ese beneficio adicional para los que han quedado sin trabajo, refleja que los republicanos y la Casa Blanca “no han entendido la gravedad de esta crisis”.

Los últimos cheques de $600 semanales autorizados por la ley Cares deben haber salido esta semana. A partir de ahora, en espera de un acuerdo entre demócratas y republicanos, y la Casa Blanca, el seguro por desempleo quedará limitado a lo que ofrecen los gobiernos estatales.

En el caso de Puerto Rico, el desempleo regular fluctúa entre $60 a $240 y la asistencia por la pandemia (PUA) entre los $66 y $190. A la cantidad que otorga el seguro estatal se estuvo sumando la asistencia federal de $600 semanales.

Los demócratas de la Cámara baja aprobaron desde el 15 de mayo extender los $600 semanales hasta enero. Los republicanos del Senado y la Casa Blanca, el pasado lunes, propusieron que se extendiera el pago hasta diciembre, pero reduciéndolo a $200 semanales hasta el 5 de octubre y luego fijándollo en el 70% del antiguo ingreso del desempleado o un máximo de $500 semanales.

La minoría demócrata bloqueó el jueves una propuesta del líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell (Kentucky), para extender una semana la asistencia federal de $600 por desempleo.

“¿Qué íbamos a hacer en una semana?”, cuestionó Pelosi, al señalar que el liderato republicano no ha hecho una propuesta a largo plazo que se acerque al plan demócrata y ni siquiera hubiese podido aprobar con votos republicanos su proyecto en el Senado, donde tienen una mayoría de 53 a 47.

El jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, reafirmó que el presidente Trump ha ofrecido legislar aparte un proyecto de asistencia para desempleados y la extensión, que vence hoy también, de la protección federal contra desalojos de vivienda.

“El presidente ha sido muy claro para que seamos agresivos”, dijo Meadows.

Los republicanos del Senado, sin embargo, están aún divididos sobre su propia propuesta.

Republicanos y demócratas tienen planes parecidos para otorgar un nuevo cheque de $1,200 para la mayoría de los ciudadanos, y una nueva ronda de préstamos de protección personal (PPP). Pero, están muy distanciados en las cantidades a otorgar o en la sustancia de nueva ayuda para las instituciones educativas, gobiernos estatales y locales, y asistencia alimentaria, entre otros asuntos.

La Cámara baja - que se supone iniciara hoy su receso legislativo de agosto- suspendió su sesiones en espera de un acuerdo sobre el próximo proyecto de estímulo económico. El Senado recesó el jueves y volvería a sesionar el lunes.