Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El torneo de baloncesto 3x3 debutó en estos Juegos Centroamericanos y del Caribe. (semisquare-x3)
El torneo de baloncesto 3x3 debutó en estos Juegos Centroamericanos y del Caribe. (André Kang)

Barranquilla, Colombia – Sol, calor, música, expectación y sorpresa.

Esos cinco elementos se combinaron este jueves en la Plaza de la Paz durante el inicio del torneo de baloncesto 3x3, modalidad que debuta en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe con equipos femeninos y masculinos.

Los primeros dos ingredientes fueron producto de la temperatura de 80 grados Fahrenheit que se sintió en esta ciudad y que fueron mitigados por muchos con lo que aquí se conoce como raspados, y en Puerto Rico les nombran piraguas. 

Los otros dos componentes eran propiciados por la dinámica del evento, que intentaba reproducir esa sensación de juego callejero con música latina pegajosa, como el éxito del boricua Daddy Yankee, “Dura”, y con canciones en inglés reproducidas a través de bocinas. Asimismo, el montaje de la cancha en una plaza al aire libre y con gradas de metal con techos de tela que protegían un poco del sol evocaba vagamente esas canchas de barrio en las que los muchachitos y las muchachitas pasan horas quemando fiebre y calorías. 

“Yo vengo de paseo y todo está muy lindo. La gente, sobre todo”, indicó el mexicano Juan Cervantes, quien acudió a ver el juego entre las selecciones femeninas de México y la República Dominicana.

“Y esto aquí se me hace interesante porque soy profesor de básquet allá en México y me gusta que les den oportunidad a los muchachos en esta modalidad. Además, la instalación está bonita”, agregó el profesor de 50 años.

Por su parte, Martha Vallejo, también de México y quien miraba atenta el calentamiento de las atletas, alabó el trabajo que se hizo con la cancha y se mostró complacida con que se incluyera esta modalidad en los Centroamericanos.

“La verdad que hicieron muy buen trabajo. La instalación está muy bien hecha. Las cámaras, la logística de las pantallas se me hace muy bueno. A lo mejor el clima no ayuda mucho, al menos para mí, pero así es el 3x3”, expresó la progenitora de una de las jugadoras de ese México, Martha Tapia.

¿Y la sorpresa?

Esa fue protagonizada por las selecciones femenina y masculina de Puerto Rico, que no se presentaron porque confrontaron problemas con su vuelo de conexión a Barranquilla y enfrentaban la posibilidad de que les confiscaran los juegos de este jueves. Ese contratiempo apenó al boricua Ignacio Valentín, que llegó hasta la instalación para animar a los combinados boricuas.

“Es una pena, pero Puerto Rico no ha podido llegar por problemas atmosféricos que atrasaron su vuelo. Era el primer juego, contra Haití. Pero me alegra que esté el 3x3 porque todas las modalidades de los deportes deben incluirse en todas partes. Mientras más variedad haya, mejor porque el público asiste”, razonó el hombre que fue maestro de educación física y es entrenador de atletismo.

Aunque Puerto Rico no jugó y ni el sol ni el calor amainaron, la música continuó y los vítores desde las gradas avivaron la competencia que llegó para quedarse.


💬Ver 0 comentarios