Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Arecibo – Si alguien aún tenía duda, ya quedó aclarada. Hay una dinastía en la Villa del Capitán Correa.

Los Capitanes de Arecibo, con otra majestuosa exhibición de poderío y dominio, consiguieron finalmente la meta que deseaban desde que empezaron a entrenar el 2 de enero, revalidando como campeones del Baloncesto Superior Nacional (BSN) por primera vez en la historia de la franquicia.

Completaron la gesta, encabezados por 22 puntos de Larry Ayuso, con un triunfo 79 - 74 sobre los Piratas de Quebradillas ante un totalmente abarrotado Coliseo Manuel 'Petaca' Iguina de Arecibo, donde la fiesta había comenzado desde temprano en la tarde.

Arecibo, que ganó la serie final 4-1, ahora tiene cinco campeonatos en su expediente, y cuatro en los últimos siete años. Es, asimismo, el tercero de David Rosario como dirigente y de Luis Monrouzeau como apoderado del 2008 en adelante.

Tras un dramático e inspirador triunfo en tiempo extra el sábado en Quebradillas, Arecibo esta vez le dio poco espacio para soñar a los Piratas, que se quedaron sin ganar un título desde 1979, aunque desde ese entonces han logrado ahora seis subcampeonatos.

Con su habitual dosis de sólida defensa y ataque balanceado, los Capitanes tomaron ventaja inmediata 5-2 con triple de Ayuso a inicios del partido, y no volvieron a mirar atrás.

Sólo la puntería de David Huertas mantenían cerca al quinteto visitante, y uno de sus cuatro triples en el periodo los acercó 13-12, pero el dirigente de Arecibo, David Rosario, pidió tiempo y restableció orden para los anfitriones.

Su equipo respondió con nueve puntos seguidos para despegarse 22-12, dominando el primer cuarto 24-18 frente a unos Piratas cuya ofensiva sólo incluía a Huertas, con 14, y cuatro de Peter John Ramos.

Los refuerzos piratas, P.J. Tucker y Darius Washington, estaban desaparecidos en el tabloncillo. Sus únicas y reducidas aportaciones ofensivas en la primera mitad fueron a finales del segundo cuarto, con cuatro y tres puntos, respectivamente.

Restando dos minutos del segundo parcial, el delantero suplente de los Capitanes, Antonio 'Puruco' Látimer, se dislocó el hombro izquierdo y fue llevado de inmediato a los camerinos, regresando al banco con una bolsa de hielo a mediados del tercer segmento.

Arecibo, a pesar de que solo tiró de 15-4 een intentos de tres puntos hasta ese momento, llegó al intermedio en ventaja 42-34, aumentando el margen a 14, 50-36, con cesta de Ayuso restando 5:48 del tercer parcial, pero los Piratas no querían rendirse.

Ripostaron con un corrido de seis puntos en línea, cerrando con dos canastos consecutivos de Tucker, quien entonces fue penalizado con falta técnica en medio de un tiempo pedido cuando habían logrado acercarse 50-42.

Acto seguido, faltando 4:29 del segmento, Ayuso cobró la afrenta con dos tiros libres y Arecibo terminó el parcial con ventaja 62-52 en medio de un mini duelo ofensivo entre Daniel Santiago y Ramos.

Ya la fanaticada arecibeña comenzaba a celebrar, y sus Capitanes abrieron el último parcial con canastos seguidos de Ayuso y Danilo Pinnock para despegarse 66-52.

Quebradillas, que dejaba en el banco a Washington por airada reacción contra su dirigente C.J. Bruton en un receso, mantenía un valiente esfuerzo, pero Arecibo siempre encontraba una respuesta para finalmente llegar a puerto seguro, donde los esperaba el anhelado tesoro. 

Al final de partido todo era celebración dentro del Manuel Petaca Iguina. En medio de la algarabía Guillermo Díaz fue seleccionado como el jugador mas valioso de la serie final.


💬Ver 0 comentarios