Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Algún día, Antóneo Andrés escuchará a su padre relatar algunas anécdotas de lo sucedido aquel sábado, 27 de octubre de 2012. Seguramente, disfrutará escucharlo. Fue el día de su nacimiento en España.

Un día intenso y largo para el baloncelista puertorriqueño Andrés Rodríguez.

En la noche ayudó al club Blusens Monbus a conquistar una victoria ante Cajasol en la quinta jornada de la Liga ACB y en la madrugada acompañó a su esposa Adienid Muñiz durante el parto para recibir al mundo a su primogénito, cuyo nacimiento tomó por sorpresa a la pareja.

“Estoy supercontento con la llegada de mi hijo que nos cogió desprevenidos. Llegó un mes antes de lo esperado”, relató Rodríguez a El Nuevo Día.

Ese sábado, la pareja se preparaba para salir al juego local del Blusens Monbus. Antes de partir al coliseo, Adienid comenzó a sentir algunos dolores y decidieron llamar a la doctora.

“El día que nació fue un poco caótico, porque tenía juego en nuestra cancha y mi esposa tuvo una de las señales de parto. La doctora nos sugirió que pasáramos por el hospital para asegurarnos que todo estuviera bien”, contó el base del Equipo Nacional.

Y así lo hicieron. Pensando que no era nada urgente, Rodríguez llevó a su esposa al hospital y siguió el trayecto para el desafío junto a un compañero de equipo. “Ella estaba supuesta a llegar (al partido) tan pronto la doctora la viera”, dijo.

Lo cierto fue que Adienid nunca llegó al coliseo. “Sabrás mi sorpresa cuando mi esposa me llamó para decirme que no iba a poder llegar al juego, porque esa noche se iba de parto”, recordó.

Del hospital le comunicaron que tenía tiempo para culminar el desafío y llegar para ver nacer a su hijo. Rodríguez no se confió. De todas maneras, se mantuvo alerta por si había la necesidad de abandonar el encuentro. “Durante el partido estuve pendiente al celular, que se lo había dejado al trainer por si me tenía que ir a mitad del partido”.

No fue necesario hacerlo. Pese a la tensión, Rodríguez concluyó el desafío con otra sólida labor. Aportó 11 puntos, siete asistencias y tres rebotes en 22 minutos al fácil triunfo de su conjunto 82-61 ante Cajasol.

Mente fuera del juego

A diferencia de partidos anteriores, esta vez, no hubo tiempo para disfrutar el triunfo. Rodríguez sabía que le esperaba el momento más importante de su vida. Y no quería perdérselo por nada del mundo. Con las mismas zapatillas de baloncelista se dirigió a toda velocidad al Hospital La Rosaleda en Santiago de Compostela.

Y allí esperaron su llegada para entonces inducirle el parto a su esposa.

“Gracias a Dios en el Hospital La Rosaleda fueron bien generosos con nosotros y esperaron que yo llegara para inducirle el parto. Así pude darle apoyo a mi esposa y ver a mi hijo nacer. Eso me tranquilizó un poco”, confesó el baloncelista, de 31 años.

Antóneo Andrés llegó al mundo midiendo 20 pulgadas y pesando 5.5 libras, precisó Rodríguez. No hay palabras para describir esa experiencia, abundó el jugador. “Me paso todo el día mirando a mi nene”, dijo Rodríguez al señalar que las horas de sueño ya son menos con la llegada del hijo.

¿Y Antóneo Andrés será deportista como su padre? “Seguro que algún deporte jugará”, respondió para acto seguido enfatizar “y, definitivamente, aunque nació en España, es puertorriqueño como sus papás”.

Buen momento

Dentro del tabloncillo, Rodríguez también atraviesa un buen momento. Es el líder de asistencias de la liga española -considerada la mejor de Europa- con una media de 7.0 asistencias por cotejo. También promedia 7.2 puntos y 3.0 rebotes en 27 minutos por juego. Su trabajo ha sido fundamental en el éxito del Blusens Monbus, que sorpresivamente marcha segundo en la tabla de posiciones, junto a otros cuatro equipos, con marca de 4-1.

“En lo deportivo las cosas van muy bien, y espero seguir mejorando en el resto de la temporada. Siempre he estado entre los primeros en asistencias, pero está mucho mejor ser el primero”, señaló.

“Así que definitivamente estoy pasando un gran momento a nivel personal y profesional, y voy a seguir trabajando para mantenerme así”, concluyó.


💬Ver 0 comentarios