(semisquare-x3)
Carlos Arroyo regresó a juego esta noche con los Leones, luego que el BSN dejará sin efecto por el momento su suspensión de 10 partidos. (Juan Luis Martínez)

PONCE.- La saga entre Carlos Arroyo, la franquicia de los Leones de Ponce y el Baloncesto Superior Nacional (BSN) tuvo hoy un giro repentino cuando la liga le permitió al veterano canastero jugar ante los Vaqueros de Bayamón y levantó las sanciones que pesaban en contra del equipo sureño.

Este desarrollo fue del agrado del armador titular de los Leones y del apoderado del equipo sureño, Gerardo “Jerry” Misla, quienes manifestaron que estaban satisfechos con las últimas decisionesde la directiva de la liga.

La situación que provocó toda la polémica fue la suspensión de Arroyo por 10 partidos debido a una violación del canastero al tope salarial en el 2015 cuando militaba con los Cangrejeros de Santurce.

A su llegada al auditorio Juan “Pachín” Vicens, Arroto expresó que estaba “feliz porque todo va por el camino correcto”.

Horas antes, el baloncelista publicó en su cuenta de Instagram una foto del retirado boxeador Félix “Tito” Trinidad durante una de sus peleas con un mensaje que leía: “MOOD!!”.

View this post on Instagram

MOOD??

A post shared by Carlos Arroyo (@carroyopr) on

Por su parte, Misla explicó que tanto el equipo como Arroyo sometieron resoluciones separadas apelando las determinaciones que la liga tomó la semana pasada. Asimismo, expuso que se allanaban a la confiscación del juego ante los Atléticos del  jueves y al pago de las pérdidas sufridas por San Germán debido a la no realización de ese encuentro.

“Desde ese mismo día, nosotros nos hemos mantenido en comunicación con la gerencia de ese equipo”, declaró Misla al acentuar que mantiene excelentes relaciones con la gerencia de los Atléticos.

En horas de la tarde de hoy, el BSN dio a conocer que a raíz de las reconsideraciones sometidas por el equipo de Ponce y por Arroyo a las órdenes emitidas el pasado jueves, había determinado dejar sin efecto la probatoria que pesaba sobre Jerry y Oscar Misla, y la multa de $20,000 que le impuso al quinteto por no jugar el 14 de marzo ante San Germán.

Lo que sí dejó inalterado fue el pago de las pérdidas que reporten los Atléticos y la confiscación del mencionado encuentro. En entrevista con este medio, el apoderado de San Germán, Pedro Ortiz, estimó el impacto económico en alrededor de $20,000.

En el caso de Arroyo, el BSN decidió permitirle jugar “hasta la disposición final” de la reconsideración por parte del presidente, Fernando Quinoñes. Eventualmente, Quiñones podría mantener la suspensión en diez juegos, reducirla o hasta cancelarla.

Injusticia contra Arroyo

La contentura del equipo y de Arroyo fue sentida por los seguidores de los Leones, que defendieron al armador. De hecho, el jugadorrecibió un fuerte aplauso cuando fue presentado antes del partido ante Bayamón.

“Está muy bien que lo dejen jugar porque eso lo vinieron a notificar de momento y lo cogió de sorpresa. Suspenderlo así en juego cuando va a empezar, eso no es justo”, apuntó Héctor L. Caraballo.

Mientras César de León dijo que le parecía “fabuloso” que lo dejaran jugar y puntualizó que le pareció “injusto” la manera en que le notificaron el castigo al canastero. “Ese es el armador número uno de nosotros”, dijo.


💬Ver 0 comentarios