(semisquare-x3)
Carmelo Anthony tiene los promedios más bajos de su carrera en puntos (13.4) y asistencias (0.5), y el segundo en rebotes (5.4) con los Rockets. (AP) (Archivo / AP)

Un viejo refrán popular dice “crea fama y échate a dormir”.

A Carmelo Anthony le persigue la fama de que equipo donde juegue no gana un campeonato en la NBA, y ahora luce estar de salida de los Rockets de Houston.

Y es que Anthony no luce cuadrar con el sistema de juego del dirigente de los Rockets, Mike D’Antoni, quien busca ese pase extra en la ofensiva. Anthony apenas se acredita cinco asistencias en los 10 partidos que ha jugado con los Rockets.

La ofensiva, que es su fuerte, tampoco ha estado a la altura de lo que de él se espera: ha anotado 49 de los 121 intentos de campos que ha realizado, incluyendo de 64-21 desde el área de tres puntos.

Y, para colmo de males, tiene los promedios más bajos de su carrera en puntos (13.4) y asistencias (0.5), y el segundo en rebotes (5.4). El resultado es que Houston, favorito para retar a los Warriors de Golden State por el título, tiene récord de 5-7 y entró a la acción de anoche en la posición 12 en la Conferencia del Oeste. Los Rockets vienen de finalizar la pasada campaña con marca de 65-17, la mejor de la NBA, y se esperaba que la adición de Anthony los mantuviera en esa línea.

De ser cortado por los Rockets, sería la segunda temporada al hilo en la que Anthony es dejado en libertad por un equipo contendor. En la pasada campaña, el Thunder de Oklahoma City utilizó a Anthony y a Paul George junto a Russell Westbrook, pero las cosas no salieron como esperaba al terminar eliminados en la primera ronda ante el Jazz de Utah. El equipo retuvo a George, pero salió de Anthony, aceptando que el experimento no funcionó.

En su carrera, lo más lejos que ha llegado Anthony en la postemporada fue en el 2009 con los Nuggets de Denver, que ese año cayeron eliminados en la final de la Conferencia del Oeste ante los Lakers de los Ángeles en seis juegos. Desde entonces, solo ganó una serie en el 2013 con los Knicks de Nueva York.

Aún podría ser útil 

Aunque Daryl Morey, gerente general de los Rockets, alegó de la “injusticia” de culpar a Anthony de la debacle del equipo y de que no es cierto que sus días con Houston han llegado a su fin, Anthony, según se ha rumorado, podría ser de ayuda a los Pelicans de Nueva Orleans, los Trail Blazers de Portland o los Lakers de Los Ángeles.

Morey dijo que “era completamente injusto que se le echara toda la culpa a Anthony cuando todos en el equipo estaban teniendo un año por debajo de lo normal”.

Pero, de acuerdo con un reportaje de ESPN, sus compañeros en Houston entienden que el delantero, que ocupa el puesto 19 entre los mejores anotadores en la NBA con 25,551 puntos, no regresará a Houston luego de que se reponga de su “enfermedad”. Informes de ESPN destacaron que sus agentes “pasaron el lunes reuniendo información en las oficinas centrales de la liga buscando posibles equipos donde jugar”.


💬Ver 0 comentarios