Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Humacao – Las opiniones están divididas.

Unos se expresaron a favor; otros en contra sobre la fusión de los Caciques de Humacao con los Gigantes de Carolina en esta temporada del Baloncesto Superior Nacional (BSN).

La fusión fue aprobada por los apoderados del organismo para evitar la eliminación de la franquicia de Carolina, luego de tres años de receso.

Así las cosas, los jugadores reservas de Carolina, Filiberto Rivera, Alvin Cruz y Alejandro ‘Bimbo’ Carmona, pasaron al plantel de Humacao.

Y como parte de la fusión, el municipio de Carolina aportó cerca de $200,000 para la operación del quinteto, dirigida por el apoderado de Humacao, Eugenio Vives.

Bajo el nombre de Caciques/Gigantes de Humacao/Carolina está jugando la franquicia, dividiendo los partidos locales en las instalaciones de ambos municipios.

Nueve partidos se jugarán en el moderno Coliseo Municipal de Humacao, y los otros nueve en el coliseo Guillermo Angulo de Carolina.

Este asunto de dividir los partidos no le hizo mucho gracia anoche a algunos de los fanáticos humacaeños en un sondeo informal realizado por El Nuevo Día.

“El que hizo la fusión no pensó en la fanaticada de Humacao. Nosotros nos sentimos muy orgullosos de las cosas de nuestro pueblo. Con la fusión se pierde identidad y el hilo de lo que está haciendo el equipo. En ocasiones habrá que salir dos veces del pueblo para ver el equipo (en su juego visitante y luego en Carolina)”, manifestó el fanático José ‘Pito’ Huertas previo al choque de los locales ante los Mets de Guaynabo.

“Es el primer invento que veo en la liga desde que estoy siguiendo el baloncesto desde el 1960; que un equipo lleve dos nombres”, prosiguió Huertas con evidente malestar.

Anoche era el tercer juego local de los Caciques; el segundo en Humacao. La fanaticada humacaeña tuvo que esperar más de una semana para presenciar otro desafío del quinteto. Humacao jugó el pasado domingo en Carolina.

“No estoy de acuerdo”, declaró Jim Reina. “No es que estemos en contra de Carolina. Es solo que nosotros sentimos mucho orgullo por nuestro pueblo”.

Huertas, a su vez, manifestó que “construyeron un coliseo de $30 millones para solo nueve juegos en un año porque ni el voleibol (femenino) se juega aquí”.

Ayer hubo otras voces a favor de la fusión.

Johnny Morales, por su lado, indicó que con la fusión “ambas franquicias se benefician. Evitaron que una franquicia desapareciera. Creo que hicieron lo correcto”.

Para Pablo Cuadrado, la inyección económica del municipio de Carolina era necesaria para la operación de la franquicia.

“Me gusta la fusión. La aportación de Carolina es importante para ayudar en los gastos del equipo. Y veo mejorado el equipo”, dijo Cuadrado al señalar que viajaría a Carolina para presenciar uno de los encuentros.

Mientras, Mario López de Victoria calificó de “fantástica” la unión de ambas franquicias.

“Si no ocurría fusión, uno de los dos equipos quedaba sin jugar. Me parece que fue muy importante que se hiciera”, dijo López de Victoria.


💬Ver 0 comentarios