En 2015, el Buró de FIBA favoreció en la votación al gigante asiático sobre Filipinas para otorgarle la sede del certamen.

PEKÍN, China. – Hace 11 años, este país impresionó al mundo con una organización y espectáculo nunca antes visto en los Juegos Olímpicos.

Con una inversión que superó los $44 billlones, China le abrió las puertas al mundo para presentarle su mejor rostro, a la vez que montaba las mejores Olimpiadas en la historia.

Y ahora vuelve a presentar un certamen de envergadura con la celebración de la Copa Mundial de FIBA. En 2015, el Buró de FIBA favoreció en la votación al gigante asiático sobre Filipinas para otorgarle la sede del certamen. Desde la llegada de Yao Ming a la NBA en 2002, China comenzó a interesarse en este deporte y con una población de 1.4 billones de habitantes se convirtió en un mercado relevante para la NBA y la FIBA.

“Aquí, hay una gran exposición para todos: dirigentes, jugadores, y federaciones”, observó el presidente de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico, Yum Ramos.

Además de las Olimpiadas, China también le abrió las puertas al atletismo con su Campeonato Mundial en 2015 y también montará los Juegos Olímpicos Invernales de 2022. 

Así que no hay que dudar de su capacidad organizativa para presentar un evento de altura, esta vez, con el baloncesto.

“He venido a reuniones y también vine al sorteo del Mundial, y puedo decir que tienen una gran organización. Están pendiente a cada detalle y estoy seguro que este Mundial va a ser un gran espectáculo. No hay duda de eso”, comentó Ramos.

“Ahora para los fogueos que tuvimos (en Kunshan y Suzhou) fueron bien hospitalarios y las instalaciones de primer orden. Han cumplido con todo”, dijo Ramos, cuya selección estará activa en la ciudad de Guangzhou en el Grupo C, junto a Irán, España y Túnez, a partir de este sábado.

Por primera vez en la historia, FIBA presentará un Mundial con 32 países, divididos en ocho ciudades. También otorgará siete boletos a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Esto, sin embargo, no sirvió de motivación a un sinnúmero de estrellas de la NBA, especialmente, en el elenco de Estados Unidos.

Figuras de la talla de James Harden, Anthony Davis, y Damian Lillard declinaron jugar con los estadounidenses, al tiempo que Ben Simmons tampoco lo hará con Australia ni Serge Ibaka con España. Canadá, igualmente, no presentará a múltiples jugadores enebeístas como RJ Barrett, Tristan Thompson y Andrew Wiggins. Mientras otros enebeístas como Al Horford y Karl Towns, y Moe Harkless y Shabazz Napier, asimismo, declinaron jugar con República Dominicana y Puerto Rico, respectivamente.

“En el área de América tuvimos muchas bajas. Estados Unidos, Canadá, República Dominicana y nosotros tuvimos bajas grandes. No sé si los jugadores no quisieron venir por sus contratos en la NBA o por el tiempo que toma venir hasta acá para jugar”, apuntó Ramos. “Me imagino que este punto se discutirá en una de las reuniones (de la FIBA) previo al torneo”.

No todas las grandes figuras de la NBA declinaron jugar en China. Giannis Antetokounmpo, el Jugador Más Valioso de la NBA, dirá presente con Grecia; Nikola Jokic, con SerbIa, y Ricky Rubio y Marc Gasol, con España, por ejemplo.

Para Puerto Rico, este certamen marcará una nota positiva con la exaltación de José "Piculín" Ortiz al Salón de la Fama de FIBA en una ceremonia el viernes. Piculín se convertirá en el segundo boricua en ser ingresado al Salón de Inmortales, luego de la exaltación de Teo Cruz en 2007. El expívot del Equipo Nacional estará presente en el evento.


💬Ver 0 comentarios