En la foto,  Mari Plácido, integrante de la selección puertorriqueña de baloncesto. (GFR Media) (horizontal-x3)
En la foto, Mari Plácido, integrante de la selección puertorriqueña de baloncesto. (GFR Media)

LA HABANA, Cuba.- Mantener el reinado en los Juegos Centroamericanos y del Caribe será la meta de la selección femenina cubana de baloncesto en la cita de Barranquilla, que se celebrará del 19 de julio al 3 de agosto próximo en esa ciudad del caribe colombiano.

Alberto Zabala, director técnico del elenco de Cuba, aseguró hoy que el objetivo en ese certamen no puede ser otro que discutir la medalla de oro y ganar la competencia, aunque reconoció que Puerto Rico será un rival difícil.

“Estamos muy optimistas, porque vemos al colectivo mejor que el año anterior, por lo que iremos a Barranquilla con la idea de mantener la hegemonía conseguida desde la edición de Panamá 1970”, señaló Zabala.

Agregó que “el compromiso es duro, pero no imposible, en un evento en el que tendrán contrarias de cuidado como las puertorriqueñas, además de las representantes de Islas Vírgenes, sin descuidar a Colombia por su condición de sede”.

También destacó que ahora mismo sus pupilas tienen más nivel y experiencia que en etapas anteriores, al referirse a jugadoras como Ineidis Casanova, quien por segundo año consecutivo lideró el departamento de las asistencias en la Liga de Brasil.

“La incorporación de Casanova al grupo, más la inserción de Yamara Amargo, que en el torneo de República Dominica quedó como la más valiosa, estoy seguro que nos ayudará bastante”, expresó.

Mientras, el baloncesto masculino intentará alcanzar uno de los tres primeros puestos en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia, tras 20 años sin obtener medallas.

José Ramírez, director técnico del equipo, explicó que los objetivos de la preparación, marcados desde la edición última de la Liga Superior, se enfocan en elevar el nivel de efectividad de los jugadores en los lanzamientos de tres, los tiros después del rebote ofensivo y en el contraataque.

“Esas directrices se fortalecieron durante las 16 sesiones de adiestramiento y los ocho partidos que se efectuaron recientemente en la República Popular China contra elencos de Brasil, del país asiático y de la selección nacional de Egipto”, sostuvo.

Agregó que del total de juegos disputados en el “Gigante Asiático” se acumularon cuatro victorias, en las que se obtuvieron en cada una puntuaciones por encima de las 70 unidades.

Durante la estancia en varias ciudades chinas se evaluó el desempeño de atletas que están contratados en el exterior, con excepción de Javier Justiz y Yoanki Mencía, quienes todavía intervienen satisfactoriamente con sus respectivos elencos en la Liga de Argentina, señaló Ramírez.

Otros de los compromisos de los baloncestistas cubanos antes del certamen regional constituyen los dos choques clasificatorios para la Copa Mundial de 2019.

Ramírez añadió que la nómina, aunque no será definida hasta el domingo próximo, estará conformada por noveles figuras que ampliarán el camino hacia la cita olímpica de Tokio 2020.

Los jugadores Osmel Oliva, Yasser Rodríguez y Jasiel Rivero, entre otros, integran la preselección que tratará de mejorar la actuación de la nación caribeña en Barranquilla, marcada por la fuerte rivalidad de los países que intervendrán en la cita colombiana.   

Mientras, Cuba estará representada en Barranquilla en el baloncesto 3x3 rama femenina, disciplina que en esta edición se incorpora al programa de los Juegos.

La experimentada atleta Clenia Noblet Salazar encabeza la preselección de la mayor de las Antillas, elenco que tiene como principal aspiración lograr la presea dorada.

Ricardo Fernández, director técnico del elenco cubano, aseveró a la ACN que el principal rival para el conjunto nacional es el equipo de Venezuela, plantel que ha intervenido en todos los eventos internacionales de la modalidad.

“También son fuertes las selecciones de Puerto Rico y Colombia, país este último que por sus recientes resultados y la condición de sede de la competencia figura entre los aspirantes a las preseas”, indicó.

Esa prueba es una disciplina que crece en Cuba debido a que de los 1,792 jugadores registrados en la Federación Nacional de ese deporte, 273 pertenecen a esa nueva especialidad, destacó.

De acuerdo con lo establecido el básquet 3x3 se practica en una cancha de 15 metros de ancho por 11 de largo, con tres jugadores por cada equipo que rotan entre ataque y defensa.

El baloncesto 3x3 es una adaptación del básquet impulsado por la Federación Internacional de este deporte (FIBA), la cual ya se ha disputado en certámenes oficiales internacionales, así como en los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Los partidos duran 10 minutos y se impone el primer trío en llegar a 21 puntos, si al concluir el tiempo ningún contrincante alcanzó esa cifra, obtiene la victoria el mayor acumulador de unidades.

Por cada falta dentro del arco se dará la posibilidad al equipo que la recibió de lanzar un libre, mientras que por cada infracción fuera del arco, se darán dos libres.     


💬Ver 0 comentarios