(semisquare-x3)
El experimentado trainer José Cruz entiende que la lesión del tendón de Aquiles es una de las más graves en los baloncelistas. (GFR Media)

El desgarre del tendón de Aquiles es la lesión más grave que puede sufrir un baloncelista, opinó ayer el fisioterapeuta de la Selección Nacional, José Cruz, quien entre otros jugadores ha atendido en el combinado de Puerto Rico al propio armador José Juan Barea.

Barea vio terminar su temporada 2018-2019 en la NBA de forma abrupta el viernes en la noche, cuando en el último cuarto del partido entre sus Mavericks de Dallas y Minnesota, cayó sobre su pie derecho al tabloncillo luego de anotar un canasto. Y ayer se confirmó el desgarre del tendón de Aquiles en la pierna derecha.

Y Cruz, con vasta experiencia rehabilitando atletas con distintas lesiones de gravedad, dijo que Barea deberá tomarse entre 10 a 13 meses en regresar a la acción, tras operarse y completar un largo proceso de rehabilitación.

“Tú regresas de un ACL (rotura del ligamento cruzado anterior) de rodilla con éxito. La mayoría del tiempo puedes hacerlo, igual de un tobillo o de un hombro. Pero el tendón de Aquiles es el que más presión realiza. Hace más fuerza al arrancar (a correr), al parar, acelerar, cambiar de dirección... va a ser un proceso bien retante y un poquito difícil”, advirtió.

Al hablar de una recuperación difícil, Cruz no se está refiriendo solo al tiempo que toma para que el atleta vuelva a jugar al máximo nivel, sino que una vez en cancha recobrar el rendimiento óptimo es cuesta arriba. Así lo revelan estudios que reflejan que no solo disminuye el tiempo de juego de estos jugadores lesionados del tendón, sino que su rendimiento merma.

Cruz está consciente que la edad de Barea, 34 años, puede ser un factor adverso en su recuperación.

“La edad corre en su contra. El reloj siempre está ahí en contra del atleta. Esperamos que no sea su caso, pero a mayor edad, el cuerpo regenera más despacio”, agregó Cruz, quien, sin embargo, dijo que Barea tiene un punto a su favor. “Le va a ayudar que no ha tenido lesiones estructurales graves, como operaciones de rodillas o tobillos”.

Caso de Kobe Bryant

Cruz recordó el caso de Kobe Bryant, estelar exjugador de los Lakers de Los Ángeles, que tuvo la misma lesión a finales de la temporada 2012-2013, también a sus 34 años. Bryant regresó a la cancha al siguiente año pero solo pudo jugar en seis partidos. Y al segundo año tras la lesión, solo participó en 35 desafíos.

De 27.3 puntos que promedió en una media de 38.6 minutos la temporada de la lesión, bajó a promedios de 17.3 puntos en 28.2 minutos en la última campaña de su carrera en 2015-2016.


💬Ver 0 comentarios