(semisquare-x3)
Carlos Arroyo, armador de los Leones de Ponce. (GFR Media)

El Baloncesto Superior Nacional (BSN) todavía no tiene una decisión sobre la reconsideración sometida por  Carlos Arroyo, a casi  una semana de que la liga dejara sin efecto la suspensión de 10 partidos al base de los Leones de Ponce por una violación del tope salarial en 2015, cuando militaba con los Cangrejeros de Santurce.

“No tenemos ninguna noticia. Estamos en el proceso de la reconsideración y al momento no tenemos una resolución para emitir”, dijo el viernes el presidente ligero Fernando Quiñones a El Nuevo Día.

“No voy a comentar sobre el proceso hasta que termine. Cuando termine emitiremos una resolución y un comunicado (de prensa)", agregó Quiñones, quien se mantuvo parco sobre cuánto más tardará el proceso.

El lunes pasado, Quiñones aceptó evaluar una reconsideración del jugador, luego de que cumpliera el primer juego de suspensión ante San Germán. Durante este periodo, Arroyo podrá seguir activo con los Leones. Quiñones deberá decidir si mantiene el castigo; si lo reduce o si lo elimina.

Así las cosas, el veterano  canastero jugó el lunes contra Bayamón y el miércoles frente a Aguada. Ponce recibe mañana a los Capitanes de Arecibo.

 También, el BSN enmendó la multa inicial de $20,000 radicada a los Leones por no jugar en San Germán el pasado jueves, 14 de marzo.

De igual forma, dejó sin efecto la probatoria al apoderado Gerardo  Misla y al coapoderado de Ponce, Oscar Misla.

Gerardo Misla recalcó el viernes que no tendrá problemas con los Atléticos para asumir las pérdidas económicas ante la suspensión del encuentro en el coliseo Arquelio Torres, cuando los Leones se negaron a jugar.

“Eso se va a resolver sin problemas”, sostuvo Misla.


💬Ver 0 comentarios