Nick Nurse, dirigente de los Raptors, conversa con Stephen Curry durante un partido de la final de NBA. (AP)

Oakland — El entrenador de Toronto Nick Nurse juega al ritmo de su propio tambor. Y ese ni siquiera es uno de los instrumentos que ha tocado en los últimos días.

En su oficina de Toronto, Nurse tiene una guitarra de un lado de su escritorio y un piano en el otro. Trata de dominar ambos. La guitarra viaja con él, mientras que el piano, al no caber en el compartimiento de almacenamiento superior del avión, se queda ahí.

El entrenador comentó que todavía no es muy bueno en ninguno de los dos instrumentos. Su equipo, sin embargo, está tocando mucha música estupenda en lo que va de la Final de la NBA.

Nada ha achicado a Nurse o los Raptors. Lideran la serie por el título 2-1 luego de una victoria por 123-109 el miércoles contra un equipo de Golden State lleno de lesiones, resultado que coloca a los bicampeones defensores de la NBA en problemas. El arquitecto de la mejor temporada de Toronto en su historia es un entrenador novato en la NBA de 51 años, que está tomando varias decisiones buenas.

“Se ve joven”, comentó el base de los Raptors Kyle Lowry. “Pero es muy viejo”.

Nurse podría haber sido un desconocido para los aficionados de la NBA cuando recibió el empleo hace un año, después de que su exjefe en Toronto, Dwane Casey, fue despedido. Nurse era entrenador asistente con Casey y tenía buenas relaciones con los jugadores. Pero la tarea de reemplazar a alguien que fue el Entrenador del Año de la NBA y que fue despedido era intimidante.

Sin embargo, lo ha manejado con calma.

“Cada partido es crucial y el siguiente será tan crítico como (el tercer juego) lo fue”, dijo Nurse. “Así ha sido a lo largo de los playoffs y sólo tenemos que cuidarnos y jugar contra quien esté ahí afuera. Es todo lo que podemos hacer”.

El hombre al que se enfrenta ya tiene ocho anillos. Steve Kerr consiguió cinco como jugador, tres más en sus primeras cuatro temporadas como entrenador de los Warriors y todavía tiene la oportunidad de ganar un cuarto en cinco campañas.

Nurse no es cualquier novato.

Ha ganado campeonatos. Tiene cuatro en total, dos en la liga británica y dos más en lo que ahora se conoce como la G League. No es la NBA, por supuesto, pero hay un progreso que ha seguido, un camino largo y lento que lo vio entrenar a equipos de los cuales la mayoría de la gente nunca ha escuchado, como el NAIA de la Grand View University, el Telindus Oostende de Bélgica o el Oklahoma Storm de la USBL.

Todavía es muy pronto para saber si Nurse y los Raptors pueden lograrlo.

Pero Lowry sabe que su entrenador estará listo.

“Su mentalidad para el juego ha sido especial, y el crecimiento a lo largo del año ha sido muy bueno para él”, comentó el base.


💬Ver 0 comentarios