P.J. Tucker en un juego contra Golden State el pasado 14 de mayo. (AP / David J. Phillip) (horizontal-x3)
P.J. Tucker en un juego contra Golden State el pasado 14 de mayo. (AP / David J. Phillip)

Anthony“P.J.” Tucker brilló el miércoles en un momento crucial para los Rockets al aportar 22 puntos y siete rebotes en el triunfo de Houston 127-105 sobre los Warriors de Golden State para nivelar 1-1 la serie final de la Conferencia Oeste.

Pero antes de regresar a la NBA y, eventualmente, convertirse en un jugador titular de los Rockets, Tucker tuvo un breve paso por el Guajataca al militar con los Piratas de Quebradillas en la temporada 2011 del Baloncesto Superior Nacional (BSN).

Tucker fue uno de los jugadores importados de los corsarios en los playoffs de esa campaña. Llegó directamente desde la liga de Italia para reforzar la línea frontal de los Piratas en la serie de cuartos de final ante los Atléticos de San Germán.

“Nosotros estábamos buscando un jugador para cambiar al australiano Mark Worthington y teníamos como cinco opciones, incluyendo a Tucker. Él había jugado en Grecia y le pregunté a David Huertas, y me dijo que jugaba duro y que reboteaba, pero que su tiro a larga distancia era frío y caliente. Luego me encontré con Andrés Rodríguez que lo había enfrentando en Europa y me dijo que con Tucker podíamos ser campeones. Me convencí y lo firmamos. Y el resto es historia”, recordó el gerente general de los Piratas, Gabriel Miranda, a El Nuevo Día.

La historia fue que Tucker ayudó a los Piratas a adelantar a la serie final, antes de caer en cinco juegos frente a los Capitanes de Arecibo. Fue un jugador de impacto en las tres series de postemporada.

Promedió 14.1 puntos y 10.0 rebotes en seis juegos de los cuartos final frente a San Germán; luego en la semifinal registró 15.0 puntos y 7.7 rebotes para eliminar a Bayamón, y en la final logró 15.6 puntos y 10.6 rebotes ante los Capitanes.

“Durante ese tiempo en Quebradillas, me impresionó su ética de trabajo. Era el primero en llegar a las prácticas y el último en irse. Pracaticaba todo su repertorio ofensivo; nada era improvisado. Traía mucha energía al juego y eso contagiaba a los demás. También ayudó a jugadores más jóvenes en aquel momento como Huertas y Peter John Ramos. Fue un tremendo compañero de equipo”, continuó Miranda.

En aquel momento, Tucker intentaba regresar a la NBA. Originalmente, fue reclamado por los Raptors de Toronto en la segunda ronda del sorteo de novatos de 2006. En su temporada de novato apenas jugó 17 partidos antes de comenzar una gira por el baloncesto europeo. Jugó en Israel, Ucrania, Grecia e Italia antes de llegar a Quebradillas. En el 2011-12 se marchó a Alemania en su última temporada en Europa, antes de llamar la atención de los Suns de Phoenix. Retornó a la NBA en la campaña 2012-13 hasta el día de hoy.

“Cuando comenzó su carrera en la NBA no tenía la estatura (6’6”) para jugar de delantero ni el tiro a larga distancia para jugar como alero. Además en aquella época, los jugadores de la pintura debían tener buena estatura con un sistema de juego muy distinto al de ahora, donde hemos visto a Tucker jugando de centro en ocasiones”, observó Miranda. “Pienso que la experiencia de Europa lo ayudó muchísimo en su tiro a media y larga distancia. Ya vimos lo que hizo ayer (miércoles) con 22 puntos, incluyendo cinco triples. Es un jugador con un enfoque defensivo, pero también tiene sus noches alegres como las de ayer”, apuntó Miranda.

Tucker, de 33 años, regresó a la NBA para quedarse. Su desempeño con los Suns le mereció una extensión de contrato de tres años y $16.5 millones en el 2014. En su último año de contrato fue canjeado a los Raptors de Toronto. Y en esta temporada como agente libre pactó un acuerdo de cuatro temporadas y $32 millones con los Rockets. Y en la fase regular jugó los 82 partidos y promedió 6.1 puntos y 5.6 rebotes para que los Rockets registraran la mejor marca de la liga.

Miranda admite que nunca proyectó que Tucker se convertiría en este jugador en la mejor liga de baloncesto del mundo.

“Me sorprendió que Phoenix le diera esa primera oportunidad de ser titular. Le dieron la confianza y él respondió”.


💬Ver 0 comentarios