Bryan Colangelo, ahora ex presidente de operaciones de baloncesto de los Sixers. (AP) (horizontal-x3)
Bryan Colangelo, ahora ex presidente de operaciones de baloncesto de los Sixers. (AP)

Filadelfia— Bryan Colangelo pudo no ser el autor de sus propies tuits, pero al parecer proveyó pinformación privado que pasó por sus panos. 

Y cuando su esposa usó esos detalles para criticar a sus propios jugadores o colegas rivales, Colangelo y los 76ers de Filadelfia sabían que él no podía seguir como el ejecutivo principal del equipo. 

Colangelo renunció el jueves como presidente de operaciones de baloncesto de los Sixers tras la investigación que encontró que fue "descuidado y, de alguna intención, imprudente" en compartir información sensitiva del quinteto. 

La investigación independiente por una firma legal no determinó que Colangelo operó o estaba al tanto de las cuentas de Twitter que anónimamente despotricó a sus propios canasteros y colegas ejecutivos, defendiéndolo contra críticas de los fanáticos y los medios deportivos. 

Paul, Weiss, Rifkind, Wharton & Garrison LLP dijo que la evidencia apoyó la conclusión de que la esposa de Colangelo, Barbara Bottini, operaba las cuatro cuentas investigadas, y admitió que lo hizo, además de añadir que borró contenido de su iPhone antes de entregarlo para revisión, lo que limitó la investigación.

"Nuestra investigación reveló evidencia substancial de que el señor Colangelo fue la fuente de información sensitiva y privada del equipo que estaba expuesta en algunas publicaciones de las cuentas de Twitter. Creemos que el señor Colangerlo fue descuidado y, en instancias, imprudente en salvaguardar la información sensitiva y privada durante comunicaciones con individuos fuera de la organización de los 76ers", lee el reporte. 

Sobre Colangelo, no hubo evidencia de que sabía de las cuentas antes de reportaje del pasado 22 de mayo del portal The Ringer, historia que lo involucró con cinco cuentas de Twitter que atacó a los jugadores de los Sixers Joel Embiid y Markelle Fultz, el ex gerente general San Hinkie, el ejecutivo de los Raptors de Toronto Masai Ujiri y a los ex jugadores de Filadelfia Jahlil Okafor y Nerlens Noel. 

Colangelo envió un comunicado disputando que su conducta fue inapropiada. 

"En ningún momento, directamente o a propósito, compartir con ella información sensitiva y privada relacionada al equipo", lee el comunicado. 

"Sus acciones fueron seriamente una manera equivocada de defenderme y apoyarme, y mientras que reconozco cuán inapropiada fueron estas acciones, ella actuó independientemente y sin mi consentimiento. Además, el contenido que compartió estuvo lleno de incoherencias y conjeturas que de ninguna manera representan mi puntos de vistas y opiniones", agregó.  


💬Ver 0 comentarios