Christian Dalmau tuvo una brillante actuación en la final ante su exequipo, los Piratas de Quebradillas, en el 2009. (GFR Media) (vertical-x1)
Christian Dalmau tuvo una brillante actuación en la final ante su exequipo, los Piratas de Quebradillas, en el 2009. (GFR Media)

Corría la última semana de junio del 2009 y el novel apoderado de los Vaqueros de Bayamón en el Baloncesto Superior Nacional (BSN), Peter Rivera, sintió la presión que provoca administrar una de las grandes franquicias de la liga, una cuya fanaticada es extremadamente exigente.

Los Vaqueros llevaban dos derrotas seguidas.

No empece a ambos fracasos, el equipo, —que no ganaba un cetro nacional hacía 13 años—, tuvo una excelente arrancada de la mano del joven técnico Leonel Arill, jugaba para 18-10 y prácticamente había asegurado su pase a las postemporada, tras una racha de triunfos que llegó a ocho.

Además, el centro de la Selección, Daniel Santiago ni el prometedor delantero fuerte, Nathan Peavy, se habían integrado al equipo. Pero, Rivera no perdió tiempo. Supo que Julio Toro estaba disponible para dirigir y salió de su coach Arill. Bajo Toro, los Vaqueros jugaron para 2-1 y terminaron en la cuarta posición con récord de 20-10.

Arecibo fue el líder con 23-7. Esa temporada se jugó con 11 equipos, y se eliminaron Humacao (4-26), Guaynabo (7-23) y Caguas (8-22).

Los Vaqueros, que contaban en sus filas con Carmelo Antrone Lee, Guayacán Santiago, Christian Dalmau, el refuerzo Olumide Oyedeji, Erick Rodríguez, Iván López, Franklyn Western, entre otros, recibieron ya comenzada la temporada a Javier Mojica desde Caguas. “Aportó defensa, liderazgo, puntos de muchas formas. Lo puse a jugar regular en la dos con Christian Dalmau en la uno, y toda la química del equipo cambió”, recordó Arill.

“Ese fue un año muy especial. Un grupo (de jugadores) muy enfocado, que trabajó fuerte. Se entregaron y trabajaron de la manera correcta”, sostuvo Arill.

Luego, bajo Toro, con Santiago y Peavy en cancha, los Vaqueros jugaron la postemporada, que se dividió en dos grupos (A/B) de cuatro equipos, y fueron a la final contra Quebradillas.

El partido, el sexto juego que definió el campeonato, lo ganó Bayamón 84-82, y se jugó el 4 de agosto del 2009 en el coliseo Rubén Rodríguez.

Los Piratas, de la mano de Peter John Ramos y Joel Jones Camacho, arrancaron con un 7-0, por lo que los Vaqueros tuvieron que venir de atrás, y cayeron en el primer parcial 23-22. La primera mitad fue de Quebradillas 44-39.

Ya para la segunda mitad del juego con un coliseo tepe a tepe, en donde sobre 10 mil fanáticos se dieron cita en el choque, Quebradillas pareció dar un halón mortal. Se despegó hasta por 10 puntos al terminar el tercer giro del juego, 69-59. De hecho, el juego fue dominado casi todo el trayecto por los Piratas, que tuvieron en tres ocasiones ventaja de hasta 13 puntos.

Remontan en periodo final

Pero, el tiro a distancia les llegó a los Vaqueros en ese último giro. A bombazo limpio Bayamón impuso su ofensiva. Lee atizó tres triples en los últimos seis minutos de juego y Oyedeji fue el dueño de la pintura, en esa remontada, tras sustituir a Santiago, quien entró en problemas de faltas.

Bayamón perdía 77-68, cuando Lee metió su primer triple, con 5:36 por jugar, y abrió un avance 12-2 que fue cerrado por el tercer triple del corrido de Lee, empatando el juego a 80-80, con menos de dos minutos de juego.

A su vez, con 36.3 segundos por jugar, tras una falta, un tiro libre de Daniel Santiago puso el juego 83-82 y luego restando 15 segundos de juego, Peter John Ramos cometió un fallo manejando el balón por los Piratas, Christian Dalmau se robó el mismo, se la dio a Mojica, quien recibió falta. Con 11.1 de juego, Mojica logró una tirada libre que puso el juego 84-82 y así terminó el mismo.

Lee marcó 17 puntos y Oyedeji 14 puntos y 15 rebotes, para Bayamón. Por los Piratas, Ramos hizo 24 puntos con 10 rebotes y Jones 21 puntos.

La celebración vaquera, de su cetro histórico número 14, fue en grande. Dalmau fue declarado el Jugador Más Valioso (JMV) del BSN y de la Serie Final y Toro fue el Dirigente del Año. Desde entonces los Vaqueros no han vuelto a ganar un cetro en el BSN.


💬Ver 0 comentarios