Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Coliseo Ismael Chavalillo Delgado en Aguada (horizontal-x3)
Los Santeros de Aguada jugarán en el coliseo Ismael Chavalillo Delgado. (Jorge Ramirez Portela)

AGUADA  – “Era algo que todos estábamos esperando. Es lo mejor que ha pasado en el deporte de Aguada en muchos años”.

Fue la reacción de Argenis Agront con relación al regreso de los Santeros de Aguada en el Baloncesto Superior Nacional (BSN) para temporada 2016. El pasado martes, la junta de directores del BSN aprobó el traslado de la franquicia de los Maratonistas de Coamo a Aguada.

Y ayer el aguadeño Agront reflejaba la alegría con el retorno de un equipo del BSN  a este municipio, después de una ausencia de 17 años.

“Aquí, hay mucho béisbol y sóftbol. Faltaba algo de baloncesto. Aquí a la gente le gusta el baloncesto. Es algo bueno”, dijo Agront en la pista atlética del complejo deportivo.

Los Santeros existieron por siete temporadas en la década del 1990. Jugaron del 1992 al 1998 en la vetusta cancha All Star. El aguadeño Georgie Medrano fue una de las figuras más queridas durante ese tiempo. Eugenio ‘Geño’ Soto, Juan Griles y Jorge Rivera también militaron con los Santeros.

A la conclusión del 1998, los Santeros desaparecieron al no poder competir económicamente en una región que figuraban otras franquicias como las de Quebradillas, Isabela, Aguadilla, Mayagüez y San Germán.

Ahora el panorama es distinto. Quebradillas y San Germán solo están confirmados para el torneo 2016 con Mayagüez en el aire.

De la mano del ingeniero Wilson López, los Santeros están de vuelta, en esta ocasión, en una instalación de primer orden como el Coliseo Ismael ‘Chavalillo’ Delgado con capacidad para 7,500 personas y con aire acondicionado.

La instalación, que fue inaugurada para albergar los deportes de combate en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2010, ya fue aprobada por la liga. López será el apoderado de los Santeros y está seguro que este proyecto rendirá frutos en este pueblo.

“La fanaticada original de los Santeros fue buena. El único problema era que la cancha anterior era muy pequeña. Aquí y en los pueblos limítrofes se juega mucho baloncesto infantil y juvenil, y entendemos que podemos atraer toda esa fanaticada del baloncesto para acá”, dijo ayer López en entrevista con El Nuevo Día en el coliseo.

“Estoy sorprendido con el entusiasmo de la gente al enterarse de que el baloncesto regresará a Aguada. Hay mucha gente dispuesta a ayudar”, continuó el también apoderado de los Navegantes de Aguada en el béisbol Doble A.

En los últimos años, el Municipio de Aguada ha venido mostrando interés en albergar una franquicia del BSN. En el pasado hubo conversaciones para mudar a los Piratas de Quebradillas. Y este año, igualmente, se discutió la posibilidad de trasladar a los Mets de Guaynabo, quienes, finalmente, llegaron a Quebradillas. López nunca participó de esas conversaciones.

Hace menos de un mes fue contactado por el Municipio para auscultar la posibilidad de adquirir a los Maratonistas. Negoció con el apoderado Rael Bernier y, con el respaldo del Municipio, materializó la compra de Coamo el pasado martes previo a la reunión de la junta. Dijo que la compra oscila entre los $250,000 y $300,000. Él es el único propietario de la franquicia. Y entiende que el equipo de Coamo –por el tipo de filosofía de la dirección técnica y el personal joven en el elenco- encaja perfectamente en Aguada.

“Era el tipo de franquicia que podíamos traer. Coamo es un pueblo pequeño como el de Aguada. Y la filosofía que han implementado para desarrollar a jugadores jóvenes a corto y mediano plazo se atempera a nuestra realidad. La nómina de ellos fue una de las más bajas en el pasado torneo”, dijo López.

La nómina de los Maratonistas ascendió a poco más de $300,000 en el pasado torneo.

Contra el reloj

Aguada acaba de entrar a la liga en el ‘periodo final’ de la pretemporada. Falta poco más de dos meses para el inicio del torneo el 26 de febrero. López reconoce que corre en contra del reloj para trabajar en dos aspectos fundamentales, como el mercadeo y la promoción del equipo, pero le alivia saber que los movimientos de personal serán mínimos en la organización.

Allans Colón, por ejemplo, continuará como dirigente y gerente general del conjunto. Ha sido el responsable de desarrollar el proyecto de los Maratonistas al apostar al talento joven como Jezreel De Jesús, Luis Hernández, Carlos Martínez, Álex Abreu y Gilberto Clavell. De seis victorias en el 2014, Colón sumó 21 en el pasado torneo, fallando por poco en adelantar a la postemporada.

“Ya tenemos completa toda la parte deportiva del equipo. Allans tiene contrato y es la persona que comprende mejor todo este proyecto. Así que decidimos mantenerlo”, dijo López al señalar que próximamente se reunirán para discutir todos los movimientos de personal en el plantel, incluyendo si deciden canjear a De Jesús.

Por el momento, López está a gusto con la adquisición de los Maratonistas y ya mira con optimismo una clasificación a la postemporada. “Esa es nuestra primera meta y entendemos que será posible con este grupo de jugadores”, dijo López.

Hoy, la gerencia de los Santeros ofrecerá una conferencia de prensa para presentar al cuerpo técnico y a varios de sus jugadores en el coliseo.


💬Ver 0 comentarios