Harrison Barnes, de Estados Unidos, se eleva para anotar contra Japón. (AP)

Shanghái - Estados Unidos consiguió este jueves su primera victoria contundente en la Copa del Mundo de China tras barrer a Japón por 98-45 y logró así coger aire para la siguiente fase de una competición en la que no había brillado hasta ahora.

Aunque no se jugaba la clasificación, pues ya tenía el pase asegurado matemáticamente, la selección estadounidense sí peleaba por recuperar el orgullo dañado en los partidos previos y la confianza perdida, necesaria para seguir siendo favorito al oro.

Especialmente tras el último partido del martes, en el que la selección norteamericana estuvo a punto de ser derrotada y sufrió hasta el último instante para ganar por un punto a Turquía (93-92), en los últimos segundos de la prórroga.

La selección nipona, por su parte, ya estaba eliminada tras haber encadenado dos derrotas, pero todavía existía la remota posibilidad de poder dar la sorpresa ante un Estados Unidos que hasta ahora no había mostrado su mejor forma en la competición.

Popovich apostó por un quinteto inicial similar al de los encuentros pasados, con Harrison Barnes, Donovan Mitchell, Kemba Walker, Myles Turner y Joe Harris, quien sustituyó en el quinteto inicial a Jayson Tatum.

El alero de los Boston Celtics se lesionó en el partido contra Turquía y estará de baja al menos hasta el próximo lunes 9, cuando será evaluado, por lo que tampoco podrá jugar el próximo sábado en la siguiente ronda contra Grecia.

Jaylen Brown fue el mejor con 20 puntos, seguido por 15 de Walker y 14 de Barnes. 

Mientras, el equipo dirigido por el argentino Julio Lamas sacó a la cancha a Shinoyama, Baba, Fazekas y a sus dos grandes valores, Watanabe y Hachimura, quien jugará esta temporada con los Washington Wizards, tras haber sido noveno en la selección del 'draft' de la NBA.

Estados Unidos queda así como primero del Grupo E, seguido de la República Checa, que esta tarde consiguió vencer (97-76) a una selección turca que se mostró resentida del gran esfuerzo físico del martes.

Tras el partido de este jueves, los norteamericanos viajarán a la ciudad sureña de Shenzhen para la siguiente fase. Jugarán el próximo sábado contra Grecia, que hoy logró su pase tras ganar a Nueva Zelanda por 103-97.


💬Ver 0 comentarios