Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (semisquare-x3)
El exjugador del Equipo Nacional, José “Piculín” Ortiz, continuará en la plantilla de empleados de FIBA-Américas, según trascendió ayer. (GFR Media)

El ente que rige el baloncesto en este continente, FIBA-Américas, ya no seguirá operando en la isla y se mudará a Miami con menos personal de oficina a partir de este año, supo ayer El Nuevo Día.

Como parte de la mudanza, un total de siete empleados del organismo fueron despedidos a finales de 2017, confirmó este diario a través de diversas fuentes.

Ayer, la oficina de comunicaciones de FIBA-Américas solo confirmó la mudanza de la oficina de Guaynabo a Miami. No emitió declaraciones sobre el despido de los empleados. El Nuevo Día supo que el exjugador nacional, José “Piculín” Ortiz, continuará laborando en el departamento de competencias. También trascendió que el exoficial Aníbal García ya no fungirá como director técnico, sino como asesor.

El cambio de sede del organismo no resultó sorpresivo, luego del nombramiento del brasileño Carlos Alves como director ejecutivo de FIBA-Américas en lugar del argentino Alberto García, quien se retiró el pasado año.

Aunque nació en Argentina, García se estableció en Puerto Rico como la mano derecha del exsecretario general del organismo, el fenecido Jenaro “Tuto” Marchand, y, al momento de reemplazarlo, continuó las operaciones en la isla. La oficina fue establecida en Puerto Rico en el 1975.

“El traslado a una nueva sede permanente mejorará la comunicación en toda la región y dentro de la familia FIBA, y acercará a FIBA-Américas a los principales centros de medios deportivos para acceder a la gama de habilidades y servicios profesionales especializados que una federación deportiva moderna requiere para tener éxito”, informó el organismo en un comunicado.


💬Ver 0 comentarios