Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El equipo de los Piratas de Quebradillas celebra en el camerino su campeonato. (horizontal-x3)
El equipo de los Piratas de Quebradillas celebra en el camerino su campeonato. (Teresa Canino)

Quebradillas - El camino fue largo y repleto de tropiezos, pero una vez sonó la chicharra final de la temporada 2017 del Baloncesto Superior Nacional (BSN), fueron los Piratas de Quebradillas quienes finalizaron en la cima al superar a los Capitanes de Arecibo en siete reñidos partidos.

La tropa del dirigente Carlos González defendió con garras un coliseo Raymond Dalmau lleno a capacidad para capturar su primer campeonato desde el 2013, y el segundo desde el torneo de 1979. Un avance de 11-2 para abrir el desafío sentó la pauta ganadora para los Piratas.

“Al estar en nuestra casa sabíamos que teníamos que comenzar atacándolos, poniéndoles presión, y no solo tuvimos un buen arranque, sino que vino nuestro segundo grupo de Jonathan García, Mike Rosario, Richard Chaney y Luis Hernández, e hicieron una gran labor al aumentar la ventaja. Arecibo es un gran equipo e hicieron su avance, pero al final logramos cerrar con unos canastos clave”, enfatizó González.

“Arecibo, sin duda, es un gran equipo y vienen de ser el campeón defensor. Sabíamos que no se iban a quitar y se esforzaron hasta el final. Fue una serie fuerte y difícil para nosotros, pero esto es un trabajo que incluye a mucha gente. Para ser exitoso hay que contar con muchas personas, no solamente los jugadores y el cuerpo técnico, sino el encargado de la propiedad, la gerencia, el director de operaciones. Son muchas cosas para que esto sea exitoso, pero gracias a Dios el equipo siempre tuvo el deseo y la unidad para lograr esto. Eso fue la clave”, añadió González.

Pese a que dejaron el alma en el tabloncillo durante el último parcial para recortar a ocho una delantera de Quebradillas que llegó a ser de hasta 30 tantos, los Capitanes fallaron en completar la remontada. Pero el técnico y exjugador Rafael “Pachy” Cruz dijo estar sumamente orgulloso por el esfuerzo de sus pupilos, tanto en la serie final como en el último choque.

“Comenzar así en un séptimo juego, y en la carretera, definitivamente te pone a pensar en muchas cosas. Entiendo que no nos pudimos recuperar. Tratamos, y me quito el sombrero ante el esfuerzo de los muchachos porque batallaron durante toda la temporada. Cuando todo el mundo pensaba que el marcador se iba a abrir siguieron batallando”, dijo Cruz.

Arecibo perdía de 17 puntos restando poco menos de siete minutos para finalizar la acción. Sin embargo, canastos en penetración de Alvin Cruz, bombazos de David Huertas y buena presión defensiva les permitió cerrar la brecha a siete tantos en dos ocasiones. Desafortunadamente, Quebradillas ejecutó desde la línea de tiradas libres, y con cestas de Alejandro “Bimbo” Carmona, Terrell Holloway y Javier Mojica, sellaron el triunfo ante casa llena en el coliseo Raymond Dalmau.

“En realidad no mucha gente nos quería aquí. Tengo que ser real y defender a los míos. No mucha gente nos quería aquí por diferentes razones, quizás porque están cansados de vernos en la final, o quizás porque peleamos mucho, por diferentes razones. Pero tuvieron que contar con nosotros en una temporada bien difícil para nosotros. Felicitamos a Quebradillas porque tienen un equipo excelente, mantuvieron un plan de trabajo excelente a lo largo de la temporada y todo el crédito es para ellos. Ellos fueron el mejor equipo y son el mejor equipo del BSN en el 2017”, añadió Cruz.


💬Ver 0 comentarios