Anoche, a la hora de arrancar el cuarto partido de la Serie Final  en el coliseo Manuel “Petaca” Iguina de Arecibo, las gradas estaban a medio llenar. (semisquare-x3)
Anoche, a la hora de arrancar el cuarto partido de la Serie Final en el coliseo Manuel “Petaca” Iguina de Arecibo, las gradas estaban a medio llenar. (David Villafañe)

Arecibo - La cantidad de partidos que se juegan durante una semana en el Baloncesto Superior Nacional (BSN), unido a los costos de los boletos, el gasto de gasolina y la compra de comida y bebida en las instalaciones deportivas puede ser una carga pesada para cualquier fanático en un Puerto Rico deprimido económicamente.

Estos factores han sido señalados por muchos de esos mismos seguidores del deporte como los responsables de las bajas asistencias en los partidos del BSN. Anoche, a la hora de arrancar el cuarto partido de la Serie Final  en el coliseo Manuel “Petaca” Iguina de Arecibo, las gradas estaban a medio llenar.

La escena era distinta el sábado en Bayamón, donde se registró un lleno total en el coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón.  

Consultados por El Nuevo Día sobre si cambiar el formato de la competencia a menos juegos por semana atraería más personas a las canchas, varios fanáticos de los dos equipos que se disputan la final del BSN —los Capitanes de Arecibo y los Vaqueros de Bayamón— tuvieron opiniones diversas.

“Bajar la cantidad de juegos en la semana sería conveniente”, declaró la arecibeña Gloria Esther Cuevas,  y quien sigue a su equipo donde quiera que juegue.

“De esta forma vendría más fanaticada. Si el precio fuera más moderado, ahora mismo vendría más gente. Yo pienso que se llenaría más. Yo, como soy sola, lo puedo hacer, pero no todo el mundo puede”, agregó la mujer, al referirse al alza del precio de los boletos tanto en Arecibo para la final, donde una entrada para general cuesta $12, como en Bayamón, que el precio por ese mismo boleto es de $10.

En términos parecidos se expresó Damaris Padilla,  fanática de los Vaqueros. 

“Yo preferiría que aunque la temporada fuera más larga, se jugaran menos juegos por el asunto económico”, dijo Padilla, que obtiene sus entradas por internet. “Yo vengo porque me encanta apoyar al equipo, pero creo que si se jugara menos en semana, vendría más gente”, agregó.

En el caso de Carmelo Otero, que ayer celebraba su cumpleaños número 36 viendo a sus Capitanes, le es indiferente si la temporada se queda igual (con juegos todos los días durante la temporada regular) o si se alarga la temporada. 

“Por lo general, utilizo palco o arena o me voy a general. Depende. Yo soy fanático, así que el precio no lo miro tanto”, manifestó.

Por su parte, el aficionado  José Padilla apuntó que el problema en la isla es que el público no apoya el deporte.

“Yo tengo otra opinión. Aquí la gente no está apoyando el deporte. En el baloncesto, las canchas están vacías. Pero cuando viene un juego de afuera, se llenan los parques. Pero las cosas nuestras no las apoyamos. Si hay chavos para apoyar el deporte de afuera, por qué no apoyamos lo de nosotros mismos?”, acotó el hombre que se identificó como “vaquero hasta la muerte”.


💬Ver 0 comentarios