Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Alejandro ‘Bimbo’ Carmona (horizontal-x3)
Según el nuevo dirigente de los Brujos, Carlos González, el equipo cuenta con uno de los mejores jugadores defensivos del BSN: el alero Alejandro ‘Bimbo’ Carmona. (Tony Zayas)

NOTA DEL EDITOR: Segundo de una serie para analizar los equipos del BSN de cara a la temporada 2016.

GUAYAMA- Los Brujos son otra franquicia que experimentó sustanciales cambios para el 2016, tan grandes como los más de 7 pies del Jugador Más Valioso de la pasada campaña, Peter John Ramos.

En medio de una reestructuración, Guayama retuvo apenas a tres o cuatro jugadores de la plantilla anterior, y salió de su ofensivo centro quien promedió 23.2 puntos por juego y 11.9 rebotes en 33 partidos. En el cambio con Bayamón, los Brujos recibieron al también pívot Kleon Penn (4.9 puntos y 6.1 rebotes) y al armador y escolta Kyle Viñales (8.7 puntos y 1.3 asistencias).

Con Penn pierden ofensiva pero ganarán defensa, algo que según el nuevo dirigente de los Brujos, Carlos González, combinará muy bien con el que a su juicio es uno de los mejores jugadores defensivos del Baloncesto Superior Nacional (BSN): el alero Alejandro ‘Bimbo’ Carmona.

“Este año la característica del equipo es que va a ser más defensivo”, dijo González, quien debutará como piloto en el BSN en el 2016, tras siete años de experiencia como asistente técnico en Quebradillas y en Guaynabo.

“La defensa debe ser nuestra carta principal”, agregó quien tiene a su haber un campeonato como dirigente en propiedad en República Dominicana con los Metros de Santiago, y fue asistente de Carlos Calcaño para el título de 2013 de los Piratas del BSN.

Para fundamentar dicho énfasis en la defensa, González cuenta con jugadores con los credenciales indicados. Penn, en uniforme de Bayamón, fue segundo en la liga en 2015 en total de bloqueos (88), pero primero en promedio con 2.2 por juego. Además fue el sexto en rebotes ofensivos con 103, para una media de 2.6.

Carmona, por su parte, es un jugador completo que se destaca también por su defensa, pero que también aporta en el otro lado de la cancha, como lo evidencian sus 15 puntos por juego en la temporada pasada, así como sus 5.0 rebotes y 2.6 asistencias.

“El equipo está alrededor de la defensa. Carlos es un dirigente que enfatiza mucho en la defensa”, dijo por su parte Carmona. “Los equipos defensivos son los que ganan partidos; vamos a correr, tenemos piernas frescas”.

El dirigente piensa que aunque Guayama reunió mayor talento en el papel en 2015, los canasteros se complementan mejor en la plantilla de 2016. Y ante la baja en ofensiva en el pívot con la salida de Ramos, González apuntó que la responsabilidad recaerá en los refuerzos y en Carmona. Sobre todo porque Guayama tampoco contará este año con Al Thorton, uno de los mejores importados cuando ha venido con los Brujos y quien promedió sobre 20 puntos en 2012 y 2014.

“Todo el mundo sabe que soy un jugador también ofensivo. Voy a tener que hacer un esfuerzo más en la ofensiva. Y la defensa, que es lo que nos va a dar la ofensiva”, añadió Carmona, quien subrayó que con Penn en la pintura bloqueando balones, los Brujos también serán un equipo dispuesto a la ofensiva en carrera.

Los tres importados de los Brujos serán el escolta Malcom Lee, el delantero dominicano Antonio Peña y el centro-delantero Levon Kendall. Junto al armador Hinson y Carmona, ahí estará el cuadro abridor de González, cuando menos el día inaugural.

Protección en el canasto

“Kleon Penn es un jugador defensivo, líder de tapones casi todos los años. Eso me protege el canasto. Creo que Bimbo es uno de los mejores defensores del patio en la parte de los gares. Eso me da una característica de un equipo defensivo. Entonces los refuerzos tienen esa cualidad también. Levon Kendall puede jugar la cuatro y la cinco, es defensivo, atlético, largo, de  6’10”. Antonio Peña también y Malcom Lee, que fue el jugador defensivo en UCLA e hizo el primer equipo defensivo de la conferencia. Quiere decir que esa es una cualidad importante que nosotros tenemos ahora mismo. Es un equipo defensivo que también tiene la capacidad de anotar”, resaltó.

Otro cambio que realizó el apoderado de los Brujos, Rafael Rodríguez, fue el que les permitió adquirir de Mayagüez al armador cubano Juan Pablo Piñeiro, a cambio de Kevin Young. Piñeiro, de 6’4”, es descrito como un jugador atlético, con buen tiro a distancia y también con aptitudes defensivas. Es uno de los cubanos que desertó hace tres años y que esperaban completar su residencia para ser elegibles. Otro de ellos, el delantero Enrique Ramos, mide 6’8” y se le atribuye ser buen rebotero, defensivo y con un eficiente tiro a media distancia.

“En el 2014 y 2015 llegamos hasta cuartos de final. Nos dimos la oportunidad en el 2015 para ver si el equipo reaccionaba. Pero viendo que los resultados fueron los mismos, tomamos la iniciativa de romper el equipo. Quizás caras nuevas refrescan el  ambiente. Todos los cambios son para poder hacer más. El año pasado por poco nos quedamos fuera (de la postemporada). Era tiempo ya de hacer algún movimiento y explorar”, señaló de su lado Rodríguez para justificar las movidas.

“Después que estemos en las series, cualquier cosa pueda pasar. Es algo que nos puede tomar uno o dos años. Estoy consciente de eso. Pero también se nos puede dar la sorpresa de que resulte ya”, concluyó el apoderado.


💬Ver 0 comentarios