Ramón Ramos celebra con Angelo Cruz la victoria de Puerto Rico sobre Yugoeslavia, el 24 de septiembre de 1988. (vertical-x1)
Ramón Ramos celebra con Angelo Cruz la victoria de Puerto Rico sobre Yugoeslavia, el 24 de septiembre de 1988. (Archivo / GFR Media)

Especial El Nuevo Día / Raymond Pérez

Ernesto Díaz González narraba el juego, cuyo marcador en la pizarra señalaba 72-72 tras una cesta del yugoslavo Vlade Divac restando 21 segundos de juego.

Entonces, tras un tiempo pedido por Puerto Rico, Federico ‘Fico’ López sacó al balón y Raymond Gausse se lo devolvió de inmediato.

Ya pasada la media cancha y restando 11 segundos, López se lo entregó a Angelo Cruz tras la jugada marcada por el ‘coach’ nacional Armandito Torres, en donde el armador boricua apostaría a todo o nada en una jugada uno contra uno.

Y entonces Díaz González dejó para la historia la siguiente cita.

“Quién mejor que Angelo para ganar o dejarlo empate. Ahí se fue Angelo…¡y Angelo con el canasto, está ganando Puerto Rico 74-72! Como de costumbre, Angelo con la jugada clave...”, narró Ernestito, mientras Cruz iniciaba segundos antes una ‘dormilona’ contra su defensor yugoslavo, el número 4, Danko Cvjeticanin, de 6’ 6”, para entonces atacar la cesta por el lado derecho y conseguir un canasto ‘en flotadora’ contra el cristal que dejó pegados a los yugoslavos.

El escenario fue  el 24 de septiembre de 1988 como parte del torneo de los Juegos Olímpicos celebrados en Seúl, Corea del Sur, en el Jamsil Gymnasium. El torneo se jugó del 17 al 30 de septiembre de 1988. Este mes se cumplen 29 años de ese glorioso canasto.

Y los boricuas celebraron en grande. El delantero-centro del quinteto, Ramón Ramos, cargó en brazos al héroe boricua, Angelo Cruz, y ambos dejaron para la historia una foto icónica en el deporte puertorriqueño.

Fue una gran victoria olímpica para Puerto Rico,  que enfrentó a un renovado equipo yugoslavo que más tarde vería a algunos de sus jóvenes figuras ser puntales en la NBA.

Divac, Drazen Petrovic, Dino Radja, Toni Kukok, Zeljko Obradovic, Zarki Paspalj y Zuran Cutura, eran algunos de los jugadores de la plantilla de Yugoslavia, que finalmente ganó la presea de plata en estos Juegos Olímpicos.

Con el triunfo y el canasto de Angelo, Puerto Rico avanzó a cuartos de final del torneo.

La escuadra boricua, una de las mejores en el historial olímpico del país, estuvo compuesta por José ‘Piculín’ Ortiz, Ramón Rivas, Raymond Gausse, ‘Fico’ López, Mario ‘Quijote’ Morales, Angelo Cruz, Jerome Mincy, Vicente Ithier, Roberto ‘Bobby’ Ríos, Ramón Ramos, Edgar de León y Papirito de León. El jugador más joven del equipo era Rivas con 20 años y el de mayor edad, Ríos, con 31.

Torres fue el dirigente y Flor Meléndez y Georgie Rosario los asistentes.

En este partido contra Yugoslavia, Angelo encestó 18 puntos con seis asistencias, Mincy hizo 12, Gausse 11 con cinco rebotes, Ramos 10 con cuatro rebotes,  Morales y Piculín ocho puntos cada uno, López dos puntos con dos asistencias, Rivas dos con nueve rebotes y Ríos tres puntos.

Por los yugoslavos, Radja hizo 14 puntos, Paspalj 11, Cutura 10, Petrovicnueve y Divac seis. El dirigente yugoslavo fue Dusan Ivkovic.

En el torneo, en cuartos de final,  Yugoslavia venció a Canadá por  95-73 y luego en la semifinal se impuso a Australia 91-70.

Rusia despachó a Puerto Rico 94-57 en cuartos de final y a Estados Unidos en semifinal 82-76.

En la final, Rusia venció a Yugoslavia, 76-63, y se llevó el oro.

Puerto Rico jugó en el grupo A. Perdió contra Australia,  81-77, le ganó a Corea del Sur, 79-74, perdió contra Rusia, 93-81, derrotó a la República de África Central, 71-67,  y a Yugoslavia  por 74-72.

En el partido por la posición del 5-8, los boricuas cayeron ante Brasil 104-86 y en el partido por el puesto del 7-8, vencieron a España 93-92.

En estos Juegos Olímpicos de Seúl 1988, Puerto Rio se presentó con 44 atletas y participó en 22 deportes.


💬Ver 0 comentarios