Cuando se compara al armador boricua José Juan Barea en igualdad de condiciones, es de los jugadores más completos de la NBA si se analizan las estadísticas en profundidad. (semisquare-x3)
Cuando se compara al armador boricua José Juan Barea en igualdad de condiciones, es de los jugadores más completos de la NBA si se analizan las estadísticas en profundidad. (AP)

El armador puertorriqueño de los Mavericks de Dallas en la NBA, José Juan Barea, parece estar en la flor de su juventud en lo que respecta a la calidad de su juego, como lo demuestra el hecho de que es el tercer mejor jugador de la liga en promedio de asistencias por cada 36 minutos jugados.

El base mayagüezano, que cumplirá sus 35 años en el verano, sigue evidenciando su alta productividad por tiempo de juego, independientemente de la cantidad de minutos que recibe en cada partido.

De acuerdo al sitio Basketball Reference, Barea es el tercero en promedio de asistencias (10.1) por cada 36 minutos jugados, superado solo por Russell Westbrook, del Thunder de Oklahoma City (10.9) y por Kyle Lowry, de los Raptors de Toronto (10.2).

La diferencia entre el promedio por juego y el promedio por cada 36 minutos, estriba en que permite una comparación más real entre los canasteros en igualdad de condiciones, pues no todos juegan el mismo tiempo aunque tengan la misma cantidad de partidos. Pero sobre todo, ayuda a tener una idea clara de cuán productivo es un jugador aunque nunca participe en todos los minutos que dura cada partido.

El boricua, además, está promediando 19.7 puntos por cada 36 minutos, con lo que figura entre los mejores 60 anotadores de la liga (59no) que han participado en un mínimo de 30 partidos en lo que va de temporada. Si se compara a Barea solo con aquellos que han jugado al igual que él, 37 o más encuentros (sin incluir la acción de anoche), su posición mejora a la número 45 con sus casi 20 puntos por cada 36 minutos.

Barea, armador de la Selección Nacional, se encuentra en su decimotercera temporada en la NBA. Cuando se observan sus estadísticas generales, al momento está promediando 10.8 puntos, 5.5 asistencias y 2.5 rebotes por juego en esta campaña 2018-2019 con los Mavericks.

Y si bien esos promedios están por debajo todavía de su mejor rendimiento en una temporada, conseguido el año pasado cuando concluyó con medias de 11.6 puntos, 6.3 asistencias y 2.9 rebotes, hay que aclarar que esa actuación la tuvo en una media de 23.2 minutos por juego, la segunda mayor de su carrera. Este año su promedio de minutos por encuentro es de solo 19.7.

En otras palabras, que en menos tiempo de juego tiene números similares cuando se comparan los de 2017-2018, con los de 2018-2019. Pero la realidad va mucho más allá de lo que enseñan las estadísticas generales de la temporada, pues Barea está promediando un doble-doble en puntos y asistencias por cada 36 minutos de juego.

Tiene medias de 19.7 puntos y 10.1 asistencias por juego.

Domina el sistema

“El detalle de José Juan es que el corre el sistema de (Rick) Carlisle (el dirigente) mejor que lo que Carlisle lo pudiera hacer si estuviera en uniforme. Hay una sincronización, algo que tiene él que conoce ese sistema perfectamente, y se ve que todos los jugadores están cómodos cuando él (Barea) tiene la bola en la mano, porque él los encuentra a todos”, opinó el extécnico de baloncesto en el BSN y analista televisivo, Leonel Arill.

Cuando se utiliza la métrica similar que emplea el sitio oficial de la liga NBA.com, por cada 48 minutos, Barea presenta medias de 26.2 puntos (número 58 en la liga) y 13.4 asistencias (tercero).

“Ese equipo se ve tan en ritmo con José Juan en la cancha, que es algo espectacular. Corre ese grupo como si él jugara 48 minutos por juego, o como si él hubiera montado esas jugadas. Es especial cómo ese grupo con José en cancha, se ve tan bien y juega tan cómodo”, agregó Arill.

Lo cierto es que a medida que pasan los años la madurez de Barea como persona y jugador se ha traducido a la cancha y queda evidenciada en las estadísticas. Y como ha manifestado el propio jugador en entrevistas para este diario anteriormente, se siente que en la actualidad está jugando su mejor baloncesto, a una edad en la que otros canasteros empiezan a mermar sus reflejos y habilidades.

“Con la edad, que ya está maduro, él tiene esa mentalidad que ya sabe que cuando se retire va a ser coach. Él tiene su futuro planificado, contando que Dios lo acompañe. Cuando los jugadores ya tienen esa mentalidad y saben lo que va a ser su próximo paso luego de pasar la página como jugadores, pues los hace entender más el juego”, agregó Arill explicando el cambio que ha visto en el juego de Barea.

Esto se ha visto no solo en cómo maximiza cada minuto de juego, sino en las decisiones que toma en cancha y la manera tan relajada en que ejecuta, según dio a entender Arill en su análisis.

Esas medias de 19.7 puntos por cada 36 minutos, y de 10.1 asistencias, son las mejores de su carrera hasta el momento. Igual ocurre con los promedios de 26.2 puntos y 13.4 asistencias por cada 48 minutos jugados.

Mejora a su equipo

“Y no es casualidad que él jugando su mejor baloncesto, el equipo, aunque ha tenido una racha negativa, sigue jugando bien. La racha es parte del negocio. Pero de verdad, la parte que más me disfruto cuando los veo jugar, es el control del equipo que él tiene. Es el mariscal de campo por completo, tomando los tiros grandes, encontrando los tipos (con el pase de balón) donde tienen que estar”.

“Y la confianza que demuestra en él. Ganada por el tiempo y por la producción. Por el seniority y por lo que hace en cancha que le pide el coach”, dijo Arill.

Los Mavericks juegan para 19-22 en la Conferencia del Oeste, sin incluir la jornada de anoche.

Barea, en tanto, registra esta sólida actuación cuando atraviesa su cuarto y último año de contrato con los Mavericks. Barea ha expresado su deseo de cerrar su carrera en Dallas.


💬Ver 0 comentarios