José Juan Barea promedia 19.8 minutos de acción por juego y continúa demostrando su gran productividad en relación a su tiempo en cancha. (AP / Alex Goodlett) (semisquare-x3)
José Juan Barea promedia 19.8 minutos de acción por juego y continúa demostrando su gran productividad en relación a su tiempo en cancha. (AP / Alex Goodlett)

La suerte parece estar cambiando para los Mavericks de Dallas. Tras una pésima pasada temporada, y un inicio a la actual que no se prestaba para grandes expectativas, el equipo tejano, de repente, se ha convertido en uno de los más calientes de la NBA.

Dallas, que en la pasada campaña quedó fuera de la postemporada y concluyó con récord de 24-58 —el vigesimoséptimo peor entre los 30 equipos de la NBA— ha dado un giro de 180 grados, jugando por encima de los .500 en porcentaje de victorias (10-9). Para esta misma época hace un año, los Mavericks jugaban para 4-15 tras sus primeros 19 juegos. Esta noche llegan a Los Ángeles como el octavo mejor equipo de la Conferencia del Oeste, para enfrentar al séptimo, los Lakers de Los Ángeles.

Estamos bien contentos y en tremendo ritmo. Después de como empezamos, arreglamos unas cuantas cosas, nos mantuvimos unidos y ahora la estamos pasando superbién. Estamos disfrutando, que era lo que no estábamos haciendo antes”, dijo ayer el base de los Mavericks, el boricua José Juan Barea, a El Nuevo Día.

Con un arranque de siete derrotas en sus primeros nueve partidos (2-7), incluyendo seis fracasos en ristra, era poco lo que se podía disfrutar. Pero el regreso a cancha del lesionado alero Harrison Barnes, más el impacto del novato esloveno Luka Doncic y la aportación en las tablas del pívot DeAndre Jordan son solo algunos de los factores que tienen a Dallas en medio de una racha de tres triunfos en línea, y con siete en los últimos ocho desafíos.

Hemos mejorado muchísimo defensivamente como equipo y estamos en buen ritmo. Hay que aprovecharlo. Cuando uno cae en buen ritmo hay que seguirlo y seguirlo hasta que uno no pueda más. Esperamos que dure para largo”, agregó Barea, quien confía que el descanso de ayer les permita entrar con más energía ante unos Lakers que tendrán hoy su segundo juego en noches seguidas.

Dallas es el tercer equipo en la NBA que menos total de puntos (2,062) ha permitido, y el segundo en su conferencia detrás de Memphis. “Es la defensa”, señaló Barea como el factor decisivo hasta el momento. “Creo que paramos de tratar diferentes cosas y nos pusimos más sólidos en defensa, y más agresivos. Creo que eso es algo que nos ha ayudado mucho y tenemos que seguir mejorando”.

Los Mavericks han sabido combinar su buen momento con las penurias de potencias como los Warriors de Golden State, los Celtics de Boston y los Rockets de Houston, al que vienen de vencer el miércoles 128-108 con un doble-doble de 13 puntos y 12 asistencias del base suplente boricua. De hecho, las victorias sobre esos tres colosos están entre las siete que lograron en ese lapso de los últimos ocho desafíos. ¿Coincidencia, o hay que señalar alguna clave para los Mavs?

“Creo que Luka y Jordan, tener esos dos nuevos”, contestó Barea cuando se le preguntó si la gran diferencia en esta campaña para Dallas es la llegada del escolta de 19 años que ganó un título en la ACB de España con Real Madrid. “Es un jugador rookie (en la NBA) que no es un rookie.Es un atrevido, que mete los tiros difíciles. Así que nos da otra visión, y tener un hombre tan grande y tan fuerte como Jordan debajo del canasto, ayuda ofensiva y defensivamente. Es el segundo año de Junior (el armador Dennis Smith), Harrison Barnes no tiene que tener tanto la bola en la mano... son muchas cosas que afectan todo esto y creo que eso es lo que nos ha ayudado mucho”, agregó el veterano que ya está en su decimotercera campaña en la NBA.

Clave la entrada de Barnes

Por otro lado, el exasistente de la Selección de baloncesto masculino, Leonel Arill, analizó que la recuperación de Barnes luego de perder los primeros cuatro juegos por la lesión en el tendón de la corva derecho (hamstring) ha sido vital por su rol defensivo, además de ser una de las principales voces ofensivas.

“Con Doncic jugando de la manera que está jugando; Dennis Smith, que está jugando muy bien; DeAndre Jordan que le da los minutos; Wesley Matthews, que está metiendo la pelota; y lo que está haciendo José Juan Barea, viniendo del banco con Devin Harris, pues los hace un equipo bien completo”, dijo Arill.

“Y José Juan, que si te pones a chequear, de la cantidad de minutos que juega, solamente Tony Parker en Charlotte tiene más asistencias que él con relación a los minutos de juego... En las oportunidades que he tenido de verlo el juegocambia (cuando Barea entra). Se ve una química espectacular”, agregó el técnico.

Barea, quien está disfrutando de un arranque de temporada similar a la pasada, está promediando 11 puntos, 6.2 asistencias y 2.4 rebotes por juego. El armador mayagüezano lo atribuye, una vez más, al trabajo físico que ha hecho.


💬Ver 0 comentarios