Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Kevin Durant, de los Warriors de Golden State, afirmó que (AP). (horizontal-x3)
Kevin Durant, de los Warriors de Golden State, afirmó que "es algo que no me preocupa ni tan siquiera que ya se esté hablando de mi duelo con James". (AP)

Oakland, California - El alero estrella de los Warriors de Golden State, Kevin Durant, ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP) de las pasadas Finales de la NBA y que volverá a defenderlo esta temporada, no ha podido escapar a las críticas que le cuestionan su condición de líder que pueda llevar al equipo como lo hace LeBron James, su próximo rival.

Cierto que los Warriors, gracias a Durant pudieron imponerse 92-101 a los Rockets de Houston en el decisivo séptimo partido de las finales de la Conferencia Este y ganar 4-3 la serie, pero su figura de líder vuelve a ser cuestionada.

"Es algo que no me preocupa ni tan siquiera que ya se esté hablando de mi duelo con James, mi única alegría es que logramos estar de nuevo en la lucha por el título y listos para revalidarlo después de haber superado a un gran rival como fueron los Rockets", declaró Durant a su vuelta a Oakland.

Para nada quiere la estrella de los Warriors compararse con James ni mucho menos hacer paralelismo entre las estadísticas que ambos jugadores tienen en lo que va de la fase final y si él hubiese logrado las mismas con los papeles cambiados.

"No puedo entrar a controlar lo que se dice y mucho menos a hacer valoraciones de algo que es completamente irreal", declaró Durant. "Lo único importante y que sé muy bien es todo lo que aportó a mi equipo, el papel que tengo dentro del mismo y la mejor manera de hacer que mi producción pueda ayudarnos a conseguir otro título, eso es lo único que me sirve".

James se ha convertido en la gran figura de los playoffs, que gracias a su aportación de 34 puntos; 13,4 rebotes y 8,8 asistencias de promedio con 41.3 minutos disputados por partido guió a los Cavaliers a las Finales por cuarta temporada consecutiva.

La estrella de los Cavaliers también consiguió 13 dobles-dobles, 44 y 46 puntos en los partidos cuarto y sexto, respectivamente, de la serie disputada ante los Celtics, que ganaron por 4-3.

Mientras que Durant ha logrado promedios de 29 puntos; 7.1 rebotes y 4.3 asistencias durante la competición de los playoffs, donde ha estado acompañado por jugadores como el base Stephen Curry, el mejor de la liga en esa posición, el escolta Klay Thompson, un encestador estelar y el ala-pívot Draymond Green que domina el juego interior como nadie.

Durant no ha necesitado hacerlo todo en el campo como le sucedió a James, pero tampoco se pueden comparar los rivales que han tenido los Warriors en el Oeste con los equipos inferiores que hay en la del Este, donde los Celtics, a pesar de llegar a las finales sin los dos jugadores franquicia, el base Kyrie Irving, y el alero Gordon Hayward (lesionados), fueron superiores en conjunto a los Cavaliers.

El gran triunfo de Durant, como defiende el entrenador de los Warriors, Steve Kerr, es que ha tenido la capacidad y la gran clase de saberse adaptar al dinamismo que hay dentro del equipo, con compañeros que son unos excepcionales anotadores, y a la vez saber canalizar al máximo su propia productividad.

"Eso solo lo consiguen jugadores muy especiales y únicos como es el caso de Durant", destacó Kerr. "Kevin (Durant) en cada partido encuentra la manera de ayudar al equipo y eso es lo mejor que nos puede pasar".

Todo lo contrario de lo que sucede con James, de 33 años, 15 temporadas en la NBA, quien tras la marcha voluntaria de Irving a los Celtics, la estrella del equipo de Cleveland le ha tocado hacer todo a él hasta llegar de nuevo a las Finales de la NBA.

"Nuestro juego se aporta en equipos muy diferentes, además que me encuentro en pleno aprendizaje de muchas cosas, mientras que su experiencia es mayor y todo lo que le rodea es completamente diferente a lo mío", analizó Durant, de 29 años.

Durant disputa la segunda temporada con los Warriors después que firmó con ellos como agente libre tras dejar a los Thunder de Oklahoma City.

"Lo válido es que ambos podamos aportar la magia y la diversión en el campo con nuestros estilos de juego diferentes", subrayó Durant, que el año pasado fue el que al final lo hizo mejor y mereció el premio de MVP.

Durant acabó las pasadas Finales, sus segundas como profesional, con promedio de 35 puntos y el 55.6 por ciento de acierto en los tiros de campo tras disputar 39.8 minutos por partido, que le permitió conseguir su primer título de liga y reivindicar su condición de estrella, al mismo nivel que el propio James.

"De verdad, que no mi interesa lo que la gente pueda pensar de mi nivel como jugador, lo único que me hace sentir bien es el saber lo orgulloso que están mis amigos y familia de haber logrado ya un título de campeón de liga y un premio de MVP, por lo que estoy listo para repetir", subrayo Durant. "Después de haber superado a los Rockets, no pensamos que Cavaliers y James vayan a ser más difíciles".


💬Ver 0 comentarios