(semisquare-x3)
Barea estuvo activo en las dos ventanas que el calendario le permitió participar en el verano y en septiembre. (Ramón “Tonito” Zayas)

Yum Ramos no tapa el cielo con la mano. La baja del armador y capitán del Equipo Nacional, José Juan Barea, para la próxima Copa Mundial de China 2019, en caso de Puerto Rico alcanzar la clasificación en las ventanas, representa un golpe duro en la escuadra.

“Es un cantazo durísimo”, reconoció ayer el presidente de la Federación de Baloncesto local, luego de conocer que el base de los Mavericks de Dallas sufrió un desgarre en el tendón de Aquiles que lo sacará del tabloncillo por un año aproximadamente.

“Es un golpe fuerte. Pregúntale a cualquier equipo lo que significa perder a su capitán. Ha sido una noticia muy triste, pero sabemos que José Juan es un guerrero y que va a volver al tabloncillo”, prosiguió Ramos a El Nuevo Día.

Un estudio de resonancia magnética (MRI) confirmó ayer la lesión que el mayagüezano sufrió el pasado viernes durante el cuarto periodo en el partido de los Mavericks ante  Minnesota. 

Barea será operado la próxima semana y, seguramente, necesitará 12 meses de recuperación.

 La lesión terminó con su temporada y también con la opción de vestir el uniforme nacional, posiblemente, por última vez en un Mundial. El Mundial se jugará del 31 de agosto al 15 de septiembre. 

Barea tiene 34 años y anhelaba jugar su tercer evento mundialista con la esperanza de que el combinado registrara un mejor desempeño y avanzara, al menos, a la segunda ronda. Barea jugó en Turquía 2010 y España 2014, y el combinado nunca adelantó a la segunda fase.

Para ayudar en la clasificación a China, Barea, incluso, estuvo activo en las dos ventanas que el calendario le permitió participar en el verano y en septiembre. 

Con él en uniforme, Puerto Rico recopiló marca de 3-1, al tiempo que Barea promedió 17.3 puntos y 6.5 asistencias por juego. El conjunto ahora buscará ponchar el boleto a China ante Uruguay en la sexta y última ventana  en febrero en el coliseo Roberto Clemente.

Ramos dijo que ayer conversó con el jugador.

“En este momento, lo primordial es la salud del jugador; que sea operado y luego comience su recuperación. Tuve una conversación con él y su familia para manifestarles que en la Federación estamos para ayudarlo en lo que necesite. José Juan nunca le ha dicho que no a Puerto Rico y sé que la fanaticada del baloncesto también lo apoyará en este momento”, dijo Ramos.

Reacciona la familia

Mientras, el padre del baloncelista, Jaime Barea, no duda que su hijo esté de vuelta al tabloncillo el próximo año. 

“Es una situación triste, pero siempre hemos estado agradecido de la carrera que ha tenido. Ahora es cuestión de operarse y recuperarse. No se le puede apostar en contra. Tiene mucha voluntad”, dijo Jaime.


💬Ver 0 comentarios