Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
William Orozco (con el balón) ha aprovechado al máximo el tiempo de juego que ha recibido en sus últimas cuatro temporadas en el BSN. (José L. Cruz Candelaria)

ISABELA. El alero carolinense William Orozco Santiago ha sido una de las principales armas ofensivas y defensivas  de los ahora Gallitos de Isabela en lo que ha sido una temporada drenante tanto física como mentalmente. 

Isabela, que comenzó la  temporada como los Caciques de Humacao, es el  octavo  pueblo para el que Orozco  ha jugado en sus 14 temporadas en el Baloncesto Superior Nacional (BSN). Y aunque el espigado canastero ha demostrado ser eficaz y bien redondeado en todas las áreas de juego, no fue sino hasta el 2013 que comenzó a recibir el tiempo de juego necesario para enseñar sus quilates.

“La realidad es que, durante mi comienzo, se me hizo un poco difícil porque, en ese tiempo con los Vaqueros de Bayamón en mi posición estaban jugadores como Jerome Mincy y Franklin Western. Y obviamente era bien difícil, de joven así, ponerme en esos zapatos. Después estuve con Guayama (Brujos) donde jugaban Monty Wilson y Bobby Lazor. Pero entonces pasé a los Caciques (2009) y luego a los Cangrejeros (2013) y ahí comencé a recibir más tiempo de juego”, dijo Orozco  en días recientes a El Nuevo Día.

“En todo ese tiempo me dediqué a darle más a las pesas, a entrenar más. Me llegaron oportunidades para ir a jugar al exterior, en África, México y Panamá, y eso me ayudó. Ahora he adquirido más experiencia y he recibido más oportunidades, pero con todo y eso se me hace un poco difícil porque, muchas veces, los refuerzos que traen juegan mi posición. Tengo que estar batallando en ese sentido, pero siempre doy el máximo cuando juego”, añadió el también exintegrante de la Selección Sub-21.

En el 2015, entonces en uniforme de los Piratas, Orozco  promedió 10.9 puntos, 5.1 rebotes y 1.2 asistencias por desafío, los totales más altos de su carrera hasta ese momento. Para el 2016 regresó a las filas de los Caciques y sus números bajaron levemente, pero en esta temporada ha registrado los promedios más altos en el BSN con medias de 12.9 puntos, 6.7 rebotes y 1.8 asistencias.

Anteanoche, con 25 puntos y 10 rebotes,   fue el jugador más destacado en la primera victoria del  quinteto esta temporada  como los Gallitos de Isabela, que sorprendieron 76-73 a los líderes Santeros de Aguada.   

“Desde un tiempo para acá, en el 2012 con los Vaqueros fue que, yo digo, comencé a tener mis oportunidades de verdad. Desde entonces he estado haciendo lo mío y hasta el sol de hoy sigo batallando en la liga”, enfatizó Orozco.  

El baloncelista admitió que la idea de dejar el baloncesto cruzó por su mente a lo largo de su trayectoria, pero su fuerza de voluntad y deseo de probar que pertenecía en la liga lo mantuvieron batallando hasta abrirse un espacio titular.

“Honestamente sí, lo pensé, y por muchas situaciones: te frustras, a veces entrenas y haces las cosas bien y el tiempo de juego no es el mismo o lo que uno espera. Uno ve esas cosas y se desanima, pero lo que antes veía como algo negativo ahora lo veo como algo positivo, como un reto. Yo digo ‘soy bueno, sé que puedo estar ahí, así que vamos para encima, no me voy a dejar’. Estoy aprovechando las oportunidades y dando el máximo para sacar victorias y ayudar a los Gallitos, que tenemos una gran meta que es clasificar”, resaltó Orozco. 

“Los entrenadores siempre te hablan y te dan consejos, pero la verdad es que la perseverancia vino de mí, fui yo mismo quien me puse esa meta de siempre ir hacia adelante”, finalizó diciendo el delantero de 32 años y 6-7 de estatura.


💬Ver 0 comentarios