Walter Hodge a su llegada al tribunal Municipal de Aguadilla. (horizontal-x3)
Walter Hodge a su llegada al tribunal Municipal de Aguadilla.

Aguadilla-  La vista preliminar por un caso de violencia de género que enfrenta el canastero de los Capitanes de Arecibo, Walter Hodge, fue suspendida la mañana del martes y pospuesta para el 13 de agosto próximo, luego que el ministerio público argumentó en sala que no estaba preparado para ver el caso.

El señalamiento, que se suponía se viera en la sala 103 de la jueza Aixa Rosado Pietri en el tribunal Municipal de Aguadilla, no pudo llevarse a cabo porque la alegada víctima no se presentó en sala. La jueza emitió una orden para mostrar causa para su incomparecencia.

De igual modo, una de las oficiales que intervino en el caso, la oficial Melissa Escalera, tampoco se presentó a sala, aunque en ese caso, no fue expedida una orden para mostrar causa debido a que no fue notificada personalmente de su comparecencia en sala.

Ambas personas tendrán que personarse a la vista del próximo 13 de agosto.

La defensa de Hodge, compuesta por los licenciados Eduardo Ortiz Declet, Pedro Rivera Martínez y Francisco Febus, aseguró que estaba preparado para ver los méritos de la vista. Aun así, el pasado 2 de julio presentaron una moción para solicitar una prueba exculpatoria adicional por entender que la supuesta perjudicada se contradijo en dos declaraciones distintas.

“El ministerio público explicó en sala que cuando le toman la declaración jurada a la alegada víctima, ella exculpa totalmente del delito a mi representado. Es una declaración bajo juramento donde la testigo dice que no pasó nada. Eso es lo más importante... Eso fue lo que planteamos hoy, que como hay dos declaraciones inconsistentes, no simples, sino inconsistencias crasas, eso es parte del debido proceso de ley que yo tengo, que se me descubra eso en esta etapa. Eso está resuelto ya en por el Tribunal Supremo”, sostuvo Rivera Martínez al salir de sala.

Sin embargo, la jueza Rosado Pietri determinó no ha lugar por entender que con la prueba que entregó el Ministerio Público es suficiente para que la defensa lleve a cabo un contrainterrogatorio.

La agresión que se le imputa a Hodge ocurrió el pasado 7 de septiembre en el pueblo de Isabela. Al canastero se le radicaron cargos en ausencia por el Artículo 3.2 D de la Ley 54 de Violencia Doméstica, por supuestamente agredir a su entonces esposa delante de un menor, lo que constituye un agravante.

El también canastero de la selección de baloncesto de Islas Vírgenes fue arrestado el pasado 26 de mayo a su llegada a la Isla procedente de Nueva York y luego fue dejado en libertad bajo fianza.

La fecha del 13 de agosto es la última según el término de 60 días que por derecho tiene el acusado para que se le celebre una vista preliminar. En caso de que alguno de los testigos del Ministerio Público no se presente o reclamen que no están preparados para ver la vista, la defensa de Hodge adelantó que podrían solicitar desestimación del caso.

 A su salida del Tribunal el martes, Hodge reiteró que está confiado en que saldrá airoso de este proceso.

“Estoy tranquilo con el proceso y con el trabajo de mis abogados. Obviamente es algo molestoso, pero estamos trabajando para salir de esto”, sostuvo Hodge, quien aseguró que el proceso en nada influye en su desempeño dentro de la cancha.

“No me desconcentra en nada. Siempre separo mi vida personal con mi trabajo. Sí es un poco disgustoso, pero es algo que se tiene que bregar y gracias a mis abogados no tengo que pensar mucho en eso”, sentenció.


💬Ver 0 comentarios