LeBron James, de los Cavaliers de Cleveland, gesticula mientras se encontraba en el área de los banquillos en el juego de anoche ante los Celtics de Boston. (horizontal-x3)
LeBron James, de los Cavaliers de Cleveland, gesticula mientras se encontraba en el área de los banquillos en el juego de anoche ante los Celtics de Boston. (AP)

Boston - El alero LeBron James rechazó que se encuentre fatigado y que esa circunstancia fuese el factor principal en la derrota, que su equipo de los Cavaliers de Cleveland, sufrió por 96-83 ante los Celtics de Boston en el quinto partido de las finales de la Conferencia Este, que pierden por 2-3 al mejor de siete.

Por primera vez en lo que va de la fase final, James mostró que es humano con signos de fatiga durante el partido, aunque lo concluyese con un doble-doble de 26 puntos, 10 rebotes, cinco asistencias y seis perdidas de balón.

Muy lejos de los 44 que había logrado en el cuarto partido, que se disputó en el Quicken Loans Arena, de Cleveland, donde el viernes se jugará el sexto.

Especialmente, porque no siempre, en los 39 minutos que estuvo en el campo, su energía fue la misma y por el contrario, en determinados momentos se le vio cansado, algo que si admitió.

"Tuve mis momentos", dijo James cuando se le preguntó si estaba cansado. "Creo que todo el mundo en este punto está cansado o agotado".

Pero luego la estrella de los Cavaliers rechazó que ese factor fuese el problema que tuvo el equipo para no conseguir la victoria.

"Estoy bien", señaló James. "No mencioné la fatiga, los medio sí lo hicieron".

Por su parte, el entrenador de los Cavaliers, Tyronn Lue, alteró su rotación para obtener un descanso adicional para James al final del segundo cuarto, lo cual es inusual.

Entonces Lue tenía la intención de que James comenzara el último cuarto después de darle un descanso al final del tercero. Pero James no estaba listo para regresar al juego, y eso los dejó a él y al ala-pívot Kevin Love en el banco al mismo tiempo, lo que Lue no esperaba.

"Me miró un poco cansado", admitió Lue. "La verdad que no estoy preocupado por eso. Tienes que estar listo para jugar ahora y James es el primero en asumir tal realidad".

James jugó más minutos que cualquier otro jugador en esta postemporada, nada menos que 648. La salida del miércoles fue su encuentro número 98 en lo que va de temporada, dos menos que su récord personal de haber jugado 100 en la del 2010-11, que incluyó seis encuentros en las Finales de la NBA.

Después de un descanso de tres días entre los partidos segundo y tercero , las finales del Este se juegan ahora cada dos días, lo que parece haber afectado a otros jugadores.

El quinto partido fue el peor jugado de la serie por ambos equipos hasta este momento.

James también ha dicho que tiene problemas para dormir enla postemporada, especialmente después de las derrotas.

El ala-pívot Marcus Morris, quien ha sido defensor principal de James en esta serie, declaró que los Celtics vieron que James se estaba cansando.

"Le marcamos diferentes jugadores", declaró Morris. "Y hace mucho por su equipo, como anotar puntos, dar asistencias y capturar rebotes. Creo que se siente un poco cansado".

Sin embargo, las estadísticas mostraron de nuevo que James superó al resto de la alineación titular de Cleveland combinada por quinta vez en los playoffs.

Los Cavaliers también anotaron solo 5 de 17 pases de James, el porcentaje más bajo para Cleveland en las últimas tres postemporadas.

"Trataba de hacer jugadas para ayudar a nuestro equipo a ganar", valoró James. "Tuvimos una oportunidad, pero no hicimos suficientes jugadas que nos permitiese alcanzar la victoria".

Mientras, los Celtics, con el alero novato Jayson Tatum de estrella, aportó 24 puntos, siete rebotes, cuatro asistencias y recuperó cuatro balones, están a un triunfo de las Finales de la NBA y llegan al sexto partido convencidos que pueden volver de Cleveland con el boleto para luchar por el título de liga.

"Mi filosofía es la de disfrutar al máximo en los momento decisivos y en los partidos importantes", declaró Tatum. "Pienso que es cuando mejor te salen las cosas, te diviertes y al final ayudas de verdad a tu equipo".

Tatum, como el resto de los jugadores de los Celtics, reconoció que llegar a las Finales de la NBA sería algo increíble y más después de todo los que les ha tocado pasar durante la temporada regular.

"Estamos a un triunfo de alcanzar ese objetivo, pero falta que logremos la gran victoria", recordó Tatum. "Iremos al sexto partido con la mentalidad de hacer mejor que nunca las cosas en el campo".

Tatum se unió a los legendarios Magic Johnson y Wilt Chamberlain como el sexto novato en la historia de la NBA que llegó a los 300 puntos anotados en la competición de la fase final y dándole a los Celtics la gran oportunidad de acabar con la supremacía de James en la Conferencia Este.



💬Ver 0 comentarios