(semisquare-x3)
Draymond Green, de los Warriors; y Kawhi Leonard, de los Raptos. (AP)

Oakland— El astro de Toronto, Kawhi Leonard, tiene varios temas en mente por estos días.

Será agente libre en pocas semanas y decidirá dónde quiere jugar la próxima temporada. Aparentemente se dirige a un tribunal federal a resolver una discordia con Nike. Y evidentemente está lidiando con alguna dolencia, aunque él y el equipo siguen insistiendo en que está bien.

Y además, está disputando la Final de la NBA.

El tercer partido de una serie empatada, en la que Leonard y los Raptors de Toronto enfrentan a los bicampeones defensores Warriors de Golden State, luce como el más importante de la temporada y se disputará el miércoles por la noche.

Todo eso sería un exceso para algunas personas. Leonard, sin embargo, no es como la mayoría de la gente. Es imperturbable.

“Creo que sólo viene naturalmente”, dijo Leonard. “Para todos los jugadores de la NBA, hay tantas distracciones cuando juegas en preparatoria para pasar a universidad y para convertirte ahora en un profesional, que es probable que sea una segunda naturaleza en este momento”.

Leonard es casi míticamente reservado. Tiende a dar respuestas cortas durante las conferencias de prensa. No es un tipo de redes sociales. Por lo tanto pareció extraño el lunes, cuando él — sus abogados, en todo caso — presentó una demanda federal en el sur de California contra Nike sobre los derechos de su logotipo distintivo “klaw”, el cual Leonard dice haber diseñado en 2011 ó 2012.

Rara vez se convierte en noticia. Y haber sido noticia así, durante un día libre en la Final de la NBA, mientras la serie se mudaba a California, fue sorprendente.

“Sucedió hace mucho tiempo”, señaló Leonard del conflicto entre él y Nike. “Ustedes apenas lo están descubriendo. No es una gran preocupación para mí... He sabido de ella”.

La demanda muestra efectivamente que la batalla por el logotipo se ha prolongado por un tiempo, y luego creció hasta llegar a este punto. En otras palabras, Leonard ha jugado con esa porción particular de drama fuera de la cancha a lo largo de estos playoffs.

Evidentemente, lo está manejando bien.

Los Raptors están aquí en buena parte debido a Leonard. Seis minutos malos se convirtieron en una racha de 18-0 para Golden State al inicio de la segunda mitad del segundo partido — “el cuarto infernal”, lo llamó el entrenador de los Raptors, Nick Nurse — y a la postre le costaron a Toronto la oportunidad de tomar la delantera por 2-0 en la serie y retener la ventaja de la localía.

Pero aún no hay una sensación de inquietud en los campeones de la Conferencia del Este.

“Va a ser incluso más difícil como visitantes”, aceptó el base de los Raptors, Fred VanVleet. “Pero somos capaces y sabemos lo que tenemos”.

Los Raptors ya han remontado desventajas de 2-1 en dos series de estos playoffs, contra Filadelfia en la segunda ronda y ante Milwaukee en la final del Este. Ningún equipo en el formato actual de 16 escuadras en la postemporada, el cual se estableció en 1984, ha venido de atrás en tres situaciones de ese tipo en una misma temporada.

“Queremos ser el primero (en llegar) a cuatro”, aseguró el base de los Raptors, Kyle Lowry. “En cada partido hay una sensación de urgencia”.


💬Ver 0 comentarios