Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Leones controlan la Bahía en la segunda ronda de la Liga de Las Américas (semisquare-x3)
Carlos Arroyo ayudó a la escuadra del Baloncesto Superior Nacional con 14 reparticiones de balón y 11 unidades. (Jose Cruz Candelaria)

Ponce - Víctor Liz era la pieza que le hacía falta a los Leones para vencer al Weber Bahía Blanca.

El dominicano encestó anoche 14 de sus 21 puntos en el tercer parcial y Ponce se desquitó del club argentino con triunfo 95-82 en la apertura de la segunda ronda de la Liga de las Américas en la Ciudad Señorial.

Fue dulce venganza para el quinteto de Nelson Colón, que perdió el partido final de la primera fase en la Ciudad Señorial en tiempo extra 96-92 ante el Weber.

Liz no vio acción en dicho encuentro por descanso para sanar una lastimadura en la pantorrilla. Anoche, se adueñó del tercer periodo con dos triples y un bloqueo al juvenil Máximo Fjellerup al estilo LeBron James en jugada de transición que provocó la euforia de la fanaticada ponceña.

Ponce buscará esta noche colocar un pie en el Final Four por primera vez en su segunda aparición en la competencia cuando enfrente a la escuadra uruguaya Hebraica Macabi, que perdió ayer a primera hora contra el San Lorenzo de Almagro.

Fuerza Regia de México y Guaros de Lara de Venezuela ya tiene sus boletos ponchados para las semifinales.

El veterano Carlos Arroyo, quien promedió 16.7 puntos y 6.3 asistencias en la primera fase, ayudó a la escuadra del Baloncesto Superior Nacional (BSN) con 14 reparticiones de balón y 11 unidades.

Por Bahía Blanca, Lucio Redivo fue el mejor con 28 puntos. Anthony Johnson, quien tuvo 22 puntos en el pleito pasado, fue limitado a apenas siete tantos.

En la mente de los Leones solo había desquite. No se dejaron intimidar por comenzar el partido abajo 6-2, explotando con una corrida de 10-0, comandada por la versatilidad de Arroyo, para tomar el control del primer parcial.

Ponce finalizó los primeros 10 minutos en comando por 11 puntos 23-14. La mayor ventaja del partido fue de 21.

Pero el Weber resistió. Liderados por 16 tantos del juvenil Máximo Fjellerup, el quinteto gaucho logró acercarse hasta por tres puntos en el segundo cuarto.

No obstante, Arroyo continuó con su espectáculo. Repartió ocho asistencias en la primera mitad para que los locales se fueran al descanso arriba 47-39. Las torres importadas Hakim Warrick y Eric Dawson aprovecharon las alimentaciones del veterano armador fajardeño para convertir los puntos.

Devon Collier, quien hizo su debut en el torneo para reforzar a los Leones, lució con nueve puntos saliendo del banco. Terminó con 16.


💬Ver 0 comentarios