El delantero Ramón Clemente, que la pasada temporada jugó con los Vaqueros de Bayamón, es reserva de los Indios de Mayagüez, que ya recesaron una campaña. (semisquare-x3)
El delantero Ramón Clemente, que la pasada temporada jugó con los Vaqueros de Bayamón, es reserva de los Indios de Mayagüez, que ya recesaron una campaña. (Archivo / GFR Media)

Los Indios de Mayagüez del Baloncesto Superior Nacional (BSN) podrían desaparecer como organización si acuden a la reunión de la liga el 5 de diciembre con la intención de un receso por segundo año al hilo, mientras la histórica franquicia de los Atléticos de San Germán solicitó por escrito formalmente su intensión de receso para la temporada 2019.

De igual manera, los Cangrejeros de Santurce solicitaron reingresar para la temporada 2019 del BSN, de la mano del apoderado Ariel Rodríguez, junto al gerente y exjugador, Franklin Western. 

La Junta de Directores deberá decidir en su próximo cónclave sobre estos casos. De otorgársele la dispensa a los Atléticos, sería la primera vez desde mediados de los años 30 (cuando recesron) que el quinteto de la Ciudad de las Lomas no ve acción en el torneo nacional, que arrancó precisamente en 1930 con San Germán como una de las franquicias fundadoras.

Dos años después, los Atléticos consiguieron su primer título y en la actualidad comparten el liderato en total de campeonatos con los Leones de Ponce y con los Vaqueros de Bayamón, los tres con 14 cetros. Sin embargo, San Germán es el que más tiempo lleva sin subir al trono entre esos tres equipos, ya que su última conquista fue en 1997.

Los Atléticos solicitaron previamente un receso en 2017, pero la liga no lo aprobó y de paso optó por administrar el equipo solo por esa campaña.

“Hasta ayer (jueves) era para hacer las solicitudes de receso, pero realmente hasta el día 5 de diciembre, que es la reunión, no se decide nada sobre eso. El equipo de San Germán envió una solicitud de receso, el equipo de Santurce envió la solicitud de reingreso a la liga”, dijo a El Nuevo Día el presidente del BSN, Fernando Quiñones.

De acuerdo a Quiñones, Mayagüez e Isabela, los otros dos equipos que recesaron en el pasado torneo junto a Santurce, enviaron peticiones similares a la liga antes de la hora límite de las 12:00 de la medianoche.

“Básicamente eran (las solicitudes) como de receso porque dijeron que estaban en conversaciones para ver si logran una fusión, pero no han hecho nada, no tienen nada, así que no pidieron una fusión. Entonces dijeron que la alternativa, si no lograban nada, era solicitar, en el caso de Isabela, receso por no tener cancha y, en el caso del equipo de Mayagüez, no dieron ningún tipo de detalle. Fue una solicitud bien genérica. Eso es lo que tenemos sobre la mesa y el día 5 de diciembre se discutirá todo en la reunión”, agregó Quiñones.

En ese sentido, Quiñones adelantó que no está contemplado en el reglamento permitir a una franquicia que recese por un segundo año, y que la excepción que se hizo con Santurce para la pasada temporada en 2018, luego de su pausa en 2017, se debió a circunstancias mayores tras el paso del huracán María en septiembre del año pasado, lo que imposibilitó que la gerencia del club pudiera reorganizarse para ver acción en el pasado torneo.

Quiñones dijo que en el caso de los Gallitos, la franquicia está buscando una excepción a la regla similar a la que se hizo con Santurce, debido a que la razón por la que están pidiendo un segundo receso es que se quedaron sin cancha ante los daños que ocasionó María al Coliseo José “Buga” Abreu de Isabela.

“En el caso de Isabela no es que el apoderado no quiera jugar. Está haciendo gestiones a ver si a algún otro municipio que le interese, pero no lo ha conseguido. La cancha de Isabela no se puede utilizar y de hecho, le están haciendo pruebas para determinar si se puede reparar o si tienen que demolerla y hacer una nueva”, dijo.

La historia con Mayagüez es otra, aclaró Quiñones, quien expresó que no tiene el poder de decisión en sus manos, sino la Junta de Directores, pero pareció adelantar que podría ser adversa para los Indios porque no tienen un argumento mayor que valide su petición.

“Simplemente el apoderado (Luis “Ito” Vargas), aparentemente, no está en condiciones de poder operar el equipo. Y ya los apoderados y el resto de la Junta de Directores, han sido bien claros que tiene que acabar esta situación”, afirmó Quiñones.

“Si él no puede operar el equipo, pues tiene que dejarlo o pasárselo a alguien que pueda, o salir. Así que vamos a ver qué sucede con la franquicia de Mayagüez porque ha sido bien frustrante. Hemos hecho todo lo posible para tratar de ayudar a que se de una transacción. Y que alguien que pueda operar el equipo lo logre operar. Pero no se ha dado nada. Y ahora lo que envían es una solicitud pidiendo tiempo extra, que como lo digo, no está contemplado en el reglamento. Tendría que ser que la Junta de Directores unánimemente decida que hay una razón que amerita eso a pesar de que es contrario a lo que dispone el reglamento”, aclaró el presidente del BSN.

La liga aclaró en un comunicado que las franquicias pueden retirar su solicitud de receso en o antes de la próxima reunión. Además, explicó que tanto la franquicia de Isabela como la de Mayagüez pidieron tiempo adicional para concretar una fusión, pero que esa solicitud se debió haber recibido en la fecha límite del pasado jueves con un escrito detallando las razones de la fusión y un plan de trabajo para concretarse.


💬Ver 0 comentarios