Según un oficial municipal presente en el partido, el costo estimado de la restauración ronda en los $460,000. (semisquare-x3)
Según un oficial municipal presente en el partido, el costo estimado de la restauración ronda en los $460,000. (Jorge Figueroa Loza)

Guayama - La gerencia de los Brujos de Guayama se mostró complacida y contenta con las reparaciones a la cancha Dr. Roque Nido Stella, instalación que permaneció cerrada por casi dos años a causa de los daños provocados por el huracán María en septiembre de 2017. 

“Hay que darle gracias a Dios por volver aquí. Sentimos por esto (el pueblo). Fueron muchas cosas que se trabajaron para poder jugar aquí hoy”, expresó Rafael Rodríguez, apoderado de la franquicia, a horas del partido inaugural en la Ciudad Bruja esta noche frente a los Atléticos de San Germán. 

“Creo que hay un gran movimiento de que juguemos aquí, una fiebre de que permanezcamos aquí jugando. Está todo el mundo contento”, agregó. 

En el 2018, los Brujos se trasladaron a Humacao y asumieron la identidad de los Caciques para poder jugar en el torneo debido a que la Roque Nido Stella permanecía sin condiciones para celebrar partidos del Baloncesto Superior Nacional (BSN). A finales de enero de este año, la liga aprobó la solicitud de Rodríguez para volver a Guayama. 

Las reparaciones incluyeron el tabloncillo, el techo y los sistemas de acondicionador de aire y eléctrico. Según un oficial municipal presente en el partido, el costo estimado de la restauración ronda en los $460,000. 

El martes, la cancha lucía inmaculada en todas sus equinas, pintada de rojo, negro y amarillo, colores de la bandera municipal. 

“Hicieron todo lo posible para que el baloncesto volviera aquí”, indicó Rodríguez. 

Los Brujos no recibieron aportación económica del municipio para asistir en las operaciones de la vigente temporada. En el 2017, el ayuntamiento otorgó una suma de $200,000. 

Hasta el martes, Guayama jugaba para 1-3, octavos en la tabla de posiciones.


💬Ver 0 comentarios