(semisquare-x3)
Los Capitanes fueron el último equipo en vencer a los Santeros en Aguada. (José Cruz Candelaria)

Los Capitanes de Arecibo saben que pueden ganar en el coliseo Ismael ‘Chavalillo’ Delgado de Aguada.

Esta noche, el quinteto de la Villa del Capitán Correa, tendrá una nueva oportunidad de robarse la victoria en la carretera en el tercer partido contra los Santeros en la Semifinal A de la postemporada del Baloncesto Superior Nacional (BSN).

“Esa es la mentalidad que tenemos que ser. Ya sea mañana (hoy) o en algún momento de la serie. Tenemos ganar en Aguada. Tenemos que hacerlo obligado”, dijo Rafael ‘Pachy’ Cruz, dirigente de los Capitanes.

La serie está empatada 1-1, ambos encuentros ganados en la carretera.

Aguada no pierde desde el pasado 9 de junio en su cancha, cuando precisamente cayeron 92-85 contra los Capitanes en su último duelo de la fase regular.

El pasado jueves, Arecibo dominaba la acción del primer juego por la mayoría de los 40 minutos antes que Chris Gastón evitara el revés de los Santeros con tiradas libres en los segundos finales.

“Definitivamente ganar en Aguada es difícil. Ellos juegan con mucha intensidad. Protegen la casa muy bien y fanaticada le da un apoyo increíble, pero si mantenemos el juego nivelado en todos los aspectos, la intensidad en los rebotes ofensivos y defensivo, que eso es ellos buenos, y el tiro libre, tendremos la oportunidad para el triunfo”, indicó Cruz.

En el segundo choque, los Capitanes se impusieron en el coliseo Manuel ‘Petaca’ Iguina 86-77 gracias a 18 unidades del escolta David Huertas en la segunda mitad.

Arecibo ganó la batalla en las tablas 35-29 y encestaron 13 puntos de 14 intentos en la línea de los suspiros.

Aguada no tuvo la ayuda del importado brasileño Rafael Hettsheimeir, quien terminó la jornada sin puntos y apenas tres rebotes en 21:12 minutos en el tabloncillo.

Fatiga bloqueada

Los campeones defensores se han mostrado competitivos contra el mejor combinado de la temporada regular después de una serie intensa de seis partidos frente a los Leones de Ponce en los cuartos de final. Los últimos cuatro juegos de la serie se decidieron en tiempo extra.

“Siempre hay fatiga en cuanto de lo corrido. Se siente. Pero cuando te amarras los tenis y la bola va al aire, bloqueas todo eso. Es lo que ambos equipos están haciendo. No es hora de excusas y hay que ponerle mucho corazón al juego”, sostuvo Cruz, quien tendrá a todo su personal disponible para hoy.


💬Ver 0 comentarios