(semisquare-x3)
Luka Doncic cuenta con el potencial para ser un jugador de impacto en su primer año en la NBA. (AP)

Nota del editor: Cuarto de seis artículos de las divisiones de la NBA con miras a la temporada 2018-19.

Los Rockets de Houston no se durmieron con los logros obtenidos en la pasada temporada cuando obtuvieron 65 triunfos, la mayor cantidad en la NBA, y estuvieron cerca de eliminar a Golden State.

En la temporada muerta estuvieron activos y son el equipo a vencer en la lucha por el título de la División Suroeste.

De los equipos en la división, también se espera que  Nueva Orleáns esté en la postemporada. Pero este no es el caso, necesariamente, de San Antonio, que  buscará competir en los playoffs por vigésimo segunda ocasión consecutiva.  Dallas, en tanto, mejoró su personal.

Houston lo quiere todo 

La meta de los Rockets de Houston está más allá de ganar la división y la Conferencia del Oeste,  que presentará a poderosos rivales en todas las rondas de la postemporada. En la pasada campaña, los Rockets, que tuvieron en James Harden al JMV de la liga, fueron eliminados en la final del Oeste en un séptimo partido por  Golden State. Houston espera que  las nuevas contrataciones de Carmelo Anthony, Brandon Knight, Michael Carter Williams y Marquese Chriss les provea la ofensiva, la defensiva y la profundidad necesaria en sus reservas para ser el representante del Oeste en la Final de la NBA.  

Davis es el eje de los Pelicans  

El quinteto de Nueva Orleáns corre a la par de lo que su estelar Anthony Davis haga en cancha. Este año, los Pelicans no contarán con DeMarcus Cousins (25.2 puntos y 12.9 rebotes en el 2017-18) ni con Rajon Rondon (8.3 puntos y 8.2 asistencias), pero confían en que Julius Randle (16.1 tantos y 8.0 rebotes con los Lakers), Elfrid Payton (11.8 puntos y 6.2 asistencias con Phoenix) y Jahlil Okafor, quien ha estado disminuido por lesiones en las últimas dos campañas, subsanen esas bajas.

Sacudida en San Antonio

No contarán con Kawhi Leonard, Tony Parker y Manu Ginóbili, pero aun así el quinteto dirigido por Gregg Popovich cuenta con el potencial de ser uno de los mejores ocho equipos de la Conferencia del Oeste y extender a 22 sus presentaciones consecutivas en la postemporada. San Antonio tiene un sólido grupo con DeMar DeRozan,  Rudy Gay, LaMarcus Aldridge y   Paul Gasol. Dejounte Murray está lesionado y Marco Belinelli ayudará desde el banco.

Los Mavericks lucirán mejor 

La edición 2018-19 de los Mavericks de Dallas luce como una que puede dar de qué hablar. Dallas adquirió en cambio al novato Luka Doncic —quien a los 16 años debutó en la Liga ACB de España con el Real Madrid y el año pasado fue el JMV de la Euroliga— y firmó al agente libre  DeAndre Jordan. Ambos deben de darle una marcada mejoría al quinteto tejano, en el cual milita José Juan Barea.   

“Mansos” los Grizzlies

De no confrontar problemas de salud con sus dos jugadores principales —Mike Conley y Marc Gasol— los Grizzlies deben mejorar la actuación que tuvieron en la pasada campaña, pero aún están distantes de la clasificación a los playoffs. Memphis espera mucho de   Jaren Jackson Jr.,a quien escogieron en el cuarto turno de la primera ronda del pasado sorteo de novatos.


💬Ver 0 comentarios